Archivo

Contraloría indaga contratos militares por $ 55.000 millones

Abren juicios fiscales por 86 contrataciones. Presidente anunciará nuevas medidas este martes.

notitle
17 de febrero 2014 , 09:15 p.m.

La Contraloría General tiene la lupa puesta sobre 86 grandes negocios del sector defensa en los que el Estado tiene embolatados más de 55.000 millones de pesos.

Contratos de sanidad (13.676 millones), de logística (5.910 millones) y partidas de gastos reservados, entre otros rubros, han dado pie a sendos juicios fiscales contra los funcionarios y militares responsables de esas negociaciones. En este momento, según reveló la contralora Sandra Morelli, hay nuevas investigaciones en curso por la pérdida de combustible por valor de 476 millones de pesos de una unidad de la costa Atlántica, otra por posibles sobrecostos en obras realizadas por el Batallón de Ingenieros del Ejército en departamentos como Amazonas, Huila y Cundinamarca, y varios procesos por ‘vuelos fantasmas’ contratados para el transporte de militares que aparentemente no se habrían realizado. (Lea también: Coronel de las grabaciones y otros tres salen del Ejército)

A esas investigaciones se suman las desprendidas de las grabaciones reveladas por la revista Semana y que aunque están en etapa de verificación llevaron este lunes al Ministerio de Defensa a asumir los procesos de contratación de la Aviación del Ejército. Esa es la unidad mencionada en las conversaciones interceptadas al coronel Róbinson González del Río y al contratista Eduardo Cruz Tinjacá.

Este lunes en la noche, el presidente Juan Manuel Santos señaló que este martes se anunciarán más medidas para llegar al fondo del asunto.

Contratos billonarios

Más de 200 ‘ordenadores del gasto’ –funcionarios con capacidad de decidir sobre el uso de recursos–, exceso de contratación directa –incluso en temas que no encajan en el concepto de seguridad nacional– y debilidades en los sistemas de control interno son los ‘flancos débiles’ en el millonario frente de la contratación del sector de defensa y seguridad.

Aunque de todos los negocios mencionados en las grabaciones solo se han encontrado rastros de uno, la polémica vuelve a poner sobre el tapete un tema: el papel de los generales y coroneles en los negocios a contratación militar. (Lea también: 'Busqué negocio, pero no lo obtuve': ex-DEA involucrado en grabaciones)

En el último año, según estableció ELTIEMPO.COM, el Ejército ha celebrado por la figura de contratación directa 878 negocios en todo el país. Aunque hay contratos de baja cuantía, que no sobrepasan los 9 millones de pesos, hay otros que son de cientos y de miles de millones de pesos, para obras de envergadura.

Entre ellos está el mantenimiento de los blindados ‘Cascavel’, adscritos al parque automotor del grupo de caballería Hermógenes Maza, en Cúcuta, que costó 16.025 millones de pesos.

La construcción de la segunda etapa del casino mixto de la sede social en batallón de Mitú (Vaupés) se adjudicó con la misma figura de contratación directa, por 2.148 millones de pesos.

También hubo uno para servicio de capacitación en programas de artes plásticas con énfasis en pintura artística, grabados, dibujo artístico, escultura y de fotografía, tasado en 200 millones de pesos y ejecutado en Medellín.

Fiscalía investiga eventual conexión con ‘falsos positivos’

El vicefiscal general, Jorge Fernando Perdomo, no descartó que los supuestos hechos de corrupción en el Ejército estén “íntimamente relacionados con los ‘falsos positivos’ ”.

Una de las hipótesis es que algunos dentro del Ejército querían favorecer con contratos a militares investigados por ‘falsos positivos’ (civiles presentados como ilegales muertos en combate) para que no delataran a militares de mayor rango. Según el vicefiscal, la investigación, en cuyo expediente hay seis meses de grabaciones, comenzó precisamente con un proceso por ‘falsos positivos’ en Antioquia.

Perdomo indicó que tres fiscales empezarán a llamar a entrevistas e interrogatorios a quienes aparecen en las grabaciones.

REDACCIÓN JUSTICIA