Archivo

Tigo, Claro y Movistar deben prestar red 4G a Avantel antes de un mes

La CRC ordenó a los operadores ceder también los sistemas de voz y SMS 2G y 3G

notitle
17 de febrero 2014 , 07:29 p.m.

Un capítulo más de la novela del roaming (préstamo de las redes) entre Avantel y los operadores Tigo, Movistar y Claro se cerró desde el viernes de la semana pasada, cuando la Comisión de Regulación de Comunicaciones decidió apoyar las denuncias del operador entrante y ordenar a los tres establecidos el préstamo inmediato de sus redes para la implementación del servicio de 4G. Dicho proceso, afirma el operador, debe culminar antes de un mes y para ello ordenó también la creación de una comisión técnica que acompañe el proceso.

El ente regular indicó en un comunicado público que "Avantel contará con cobertura para la prestación de servicios de voz, mensajes de texto (SMS) y acceso a Internet a sus usuarios en aquellas zonas donde no haya desplegado su red 4G, haciendo uso de la infraestructura de los tres operadores antes mencionados".

Del mismo modo, y respecto a los inconvenientes técnicos que alegan las partes para lograr la configuración del Roaming Automático Nacional (en el que los usuarios de Avantel puedan tener navegación 4G y servicio de llamadas y mensajes sin importar cuál de las cuatro redes lo surte) la CRC señaló que "si bien Colombia es pionera en adoptar medidas que permiten acceder al Roaming Automático Nacional a operadores como Avantel que únicamente disponen de red en tecnología 4G, debe reconocerse que la implementación efectiva de esa medida implica un reto técnico para la industria, ya que conlleva un esfuerzo de coordinación entre los operadores involucrados, a fin de garantizar un correcto establecimiento de las comunicaciones de voz, SMS y datos para sus usuarios".

Eltiempo.com pudo establecer que el ordenamiento de la CRC será impugnado por los operadores que recibieron la orden de roaming (tienen derecho a tal medida, según el mismo comunicado de la CRC), por considerar que no están claros varios aspectos del acuerdo de roaming que deben prestar a Avantel.

Antecedentes de la 'novela'

La pelea judicial entre Avantel y sus competidores Tigo, Movistar y Claro inició cuando la primera alegó un supuesto incumplimiento del acuerdo de roaming nacional establecido en la regulación de espectro LTE.

Lea además: MinTIC abre investigaciones contra Movistar y Tigo por redes 4G

En la carta enviada a Avantel, al regulador y al Ministerio, Tigo hace referencia a dos situaciones que han generado retrasos en el cronograma. En las dos Tigo alega que Avantel no ha entregado las herramientas necesarias, lo que impide hacer las pruebas de conexión de la red.

Cabe recordar que de no haber un acuerdo entre los operadores, y si el Ministerio así lo determina, los operadores Tigo, Claro y Movistar serían conminados a parar la venta de planes de 4G y, dependiendo del desarrollo de la investigación, sus licencias de operación de 4G podrían ser canceladas.

Batalla judicial podría apagar el 4G

Una agria pelea judicial entre Avantel y sus competidores Tigo, Movistar y Claro tendría el riesgo de terminar con la cancelación de los permisos para ofrecer 4G de estas tres empresas, por el supuesto incumplimiento del acuerdo de roaming nacional establecido en la regulación de espectro LTE.

Según Avantel, quien instauró una demanda en la Dirección de Vigilancia y Control del Ministerio de las TIC, y ante la Comisión de Regulación de Comunicaciones, CRC, estos tres operadores no podían lanzar comercialmente su servicio de 4G LTE, como efectivamente ya lo hicieron, hasta tanto no firmaran un acuerdo de roaming nacional de tal servicio.

Dicho roaming, contemplado en las condiciones de la subasta de las licencias de 4G, indica que los operadores establecidos (Tigo, Movistar y Claro) están obligados a prestar sus redes 4G a los operadores entrantes (Avantel, Directv y ETB) para que puedan prestar el servicio en el mismo tiempo e igualdad de condiciones.

"Lanzaron su servicio sin tener con nosotros ese acuerdo de roaming. Hemos pedido al Gobierno que, según las normas, se les suspenda el permiso de comercialización", comentó a EL TIEMPO Jorge Andrés Palacio, presidente de Avantel. La resolución de la subasta de 4G contempla hasta la cancelación de los permisos si, dentro de otras razones, los operadores establecidos de 4G no brindan roaming nacional automático a las empresas entrantes.

"Desde agosto pasado hemos solicitado el roaming y no ha sido posible obtenerlo. Incluso el Ministerio TIC les recordó a ellos que no podían lanzar su servicio sin ese acuerdo, pero igual lo hicieron", puntualizó.

Vacíos legales

Según Esteban Iriarte, presidente de Tigo, es falso que se haya negado a Avantel el roaming nacional. "Ellos deben llenar un documento oficial, aprobado por la CRC, en donde solicitan el roaming y ya. Quedan conectados. Pero hasta la fecha no lo han hecho. Tigo ofrece roaming bajo ese modelo a 443 operadores de 153 países. Ganamos dinero por ello, es nuestro negocio. ¿Por qué habría de negarlo?", afirmó.

Dicho documento se conoce como Oferta Básica de Interconexión, OBI, y en él se deben especificar, entre otras cosas, las áreas de cubrimiento donde el operador solicitante necesita del roaming; los terminales (aparatos) que va a vender compatibles con 4G y aceptar los precios que el operador ofertante estipuló por sus servicios de datos.

"Ese documento no ha sido completado. Es un requisito establecido por la Ley. Estamos listos a darles roaming una vez se complete la OBI. ", afirmó Iriarte.

Adicional, los operadores demandados, señalan que la tecnología actual no permite que un usuario de Avantel, que navega por LTE en una red tercera (en roaming), pueda volver al sistema 4G de su operador original.

Avantel contestó que la OBI no es el documento que ordena el roaming, sino las condiciones de la misma subasta contempladas en la resolución 449 de marzo de 2013.

"La resolución es clara. Deben brindar roaming nacional automático, adecuar sus redes para ello y tener un acuerdo listo para poder vender 4G. Y no lo cumplieron. Es como si capturan a un conductor borracho, pero lo dejan seguir manejando", afirmó Palacios de Avantel.

Por su parte, Iriarte señaló que es Avantel la empresa que no ha podido cumplir con los requisitos del roaming, "y ahora quieren detener el servicio de 4G en perjuicio de los usuarios".

Juan Carlos Archila, presidente de Claro, también dijo que "no se ha negado el roaming. Lo que hemos pedido a la CRC es que esclarezca las condiciones para ello, pues por vacíos normativos, la interpretación que Avantel le ha dado va en contravía de los estándares mundiales y locales del servicio de roaming".

Está en manos del Ministerio TIC y de la CRC analizar las pruebas y argumentos de lado y lado para definir si existen méritos para detener la comercialización de los servicios de 4G LTE de Tigo, Movistar y Claro, y en caso extremo, cancelarles la licencia de operación de dicha tecnología.

Gobierno debe resolver

El Ministerio de las TIC acogió las denuncias de Avantel y abrió pliego de cargos contra Claro, Tigo y Movistar. Ahora deben definir si efectivamente incumplieron con los términos de la resolución 449 de 2013 sobre la subasta de licencias 4G. ​Si se le da la razón a Avantel, Tigo, Movistar y Claro no podrían seguir vendiendo planes 4G LTE. La investigación continuaría hasta que, en caso de no lograrse el acuerdo de roaming y de que Avantel compruebe que es por culpa de sus competidores, el Gobierno deba cancelarles la licencia de operación a las empresas demandadas, quienes deberían apagar sus redes 4G LTE.

REDACCIÓN TECNOLOGÍA