Archivo

La intermediación laboral/ Opinión

17 de febrero 2014 , 06:49 p.m.

Se caliente nuevamente el ambiente laboral; y no es para menos.

De una parte, hay un reclamo generalizado hacia las empresas petroleras por la contratación de mano de obra local; las empresas dicen que ellas reciben listados de las Juntas de Acción Comunal; los aspirantes a una oportunidad laboral dicen que las juntas venden los cupos y por eso no están todos los que son, ni son todos los que están; y, para terminar, las alcaldías han empezado a hacer uso del artículo 9º de la Ley 1551 del 2011, (Régimen Municipal), que los autoriza a expedir la certificación de residencia a las personas que aspiren acceder a labores como mano de obra no calificada en el territorio del área de influencia de los proyectos de exploración y explotación petrolera.

Este es, claramente, un problema de construcción de acuerdos y concertación de reglas de juego entre todos los actores que intervienen, con criterios de inclusión, equidad, solidaridad y transparencia; y no una puja de poder por mantener o acceder a nuevos privilegios.

Y todo esto en medio de una campaña electoral que le ayuda a subir la temperatura.

Ricardo Villamarín Ramírez
*Especialista en planificación del desarrollo regional; rica_villa@hotmail.com