Archivo

'Kiko' Gómez, expuesto a una pena superior a 30 años de prisión

El exgobernador de La Guajira guardó silencio cuando le preguntaron si aceptaba o no cargos.

notitle
17 de febrero 2014 , 05:45 p.m.

A una pena superior a los 30 años quedó expuesto el exgobernador de La Guajira Juan Francisco Gómez, a quien la Fiscalía le imputó los cargos de homicidio agravado, fabricación y porte ilegal de armas y fabricación y porte ilegal de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares.

Aunque Gómez intentó que la audiencia fuera aplazada argumentando que su abogado de confianza estaba incapacitado y no podía asistir, la Fiscalía puso en marcha un plan para evitar la dilación de las diligencias y pidió el ingreso a la sala de un defensor de oficio.

Gómez se opuso a ser acompañado por un funcionario de la Defensoría del Pueblo pero por orden del Magistrado del caso fue asistido por el abogado a quien el exgobernador ni siquiera dejó recibir los documentos revelados por la Fiscalía.

Durante la audiencia, la fiscal Martha Lucía Zamora dijo que Gómez fue quien determinó los asesinatos de Henry Ustariz Guerra, Yandra Brito y Wilfrido Fonseca y que el crimen lo cometieron hombres del prófugo de la justicia 'Marquitos' Figueroa.

La tesis de la Fiscalía es que Ustari fue asesinado en 2008 porque supuestamente se negó a dar un dinero a Gómez, que le exigía el pago por no apoyarlo políticamente. Luego, su esposa Yandra, dice el ente acusador, fue perseguida y atacada cuatro años después para que no siguiera investigando el crimen.

La Fiscalía reveló que hay evidencias de que Gómez se reunió con 'Marquitos' Figueroa para dar la orden de asesinarlos y aunque el exgobernador "no sostuvo un arma en su mano" facilitó el transporte de las AK 47 con las que se cometieron los crímenes.

"Usaron fusiles de asalto de origen soviético", señaló la Fiscalía tras afirmar que de esas armas habló el gobernador y Figueroa durante la reunión en la que planearon el crimen.

Los investigadores revelaron durante la diligencia que los sicarios que participaron en el crimen no eran de La Guajira y que fueron contratados en otra región del país para evitar que fueran asociados con la organización de 'Marquitos' Figueroa.

Gómez no respondió a la pregunta del magistrado sobre si aceptaba o no los cargos y el juez consideró que "su silencio equivalía a no aceptar su participación en los delitos imputados".

A la audiencia en el Tribunal Superior de Bogotá asistieron cerca de30 personas que acompañaron al exgobernador, mientras escuchaba las pruebas de la Fiscalía en su contra y gritaron vivas a su ingreso al lugar escoltado por agentes del Inpec.

REDACCIÓN JUSTICIA