Archivo

Ermini, el desaparecido fabricante italiano, renació y hará su debut en Ginebra con el deportivo 686

Los nuevos propietarios de la marca sepultada en 1955, reanudaron a la industria automotriz con el enfoque original de construir autos de competición y dieron origen al nuevo modelo Seiottosei.

notitle
17 de febrero 2014 , 02:55 p.m.

El nuevo Ermini 686, o Seiottosei en italiano, hace una remembranza estética de los años 40 y 50, pero con toda la modernidad tecnológica actual, que, junto a la plataforma mecánica de Renault, le aporta al ejemplar italiano una gran velocidad y excelentes prestaciones.

Estéticamente, es un diseño con seis décadas encima cargado de curvas, como era costumbre en los modelos deportivos de esa época. Con unas medidas de 4,12 metros de longitud y 1,85 de ancho, se ubica dentro de los más compactos y livianos de su segmento, pues además pesa solamente 686 kilos, gracias a la fabricación de su carrocería completamente en fibra de carbono.

Una balanza que juega de la mejor manera con el motor turbo de 2 litros proporcionado por Renault, que le proporciona a este liviano competidor 315 caballos de potencia, administrados a través de una caja de cambios secuencial de seis velocidades, aporte del fabricante Sadev.

Ermini equipó al recién nacido Seiottosei con unas suspensiones tipo ‘push-rod’, también de marca Renault, y unos poderosos frenos marca Brembo.

Este nuevo superdeportivo italiano estará calzando unas llantas Toyo R888 que irán montadas en rines de 17 pulgadas marca OZ Racing, que le permitirán fácilmente alcanzar la aceleración que ha dicho la marca de 0 a 100 kph en menos de 3.5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 280 kph, rapidez que lo pondrá al lado de algunos homólogos livianos como son el Caterham Seven y el Ariel Atom.

Hasta el momento, la marca no ha confirmado si, después de presentarlo en el Salón de Ginebra próximo, llevará a la producción en serie el 686, así como tampoco ha dado precios de esta nueva máquina.

DATO
Ermini bautizó su nueva creación con el nombre de 686, o Seiottosei en italiano, debido a sus 686 kilogramos de peso, factor que definitivamente ameritaba ser destacado y qué mejor forma que designarlo en el mismo nombre del modelo.