Archivo

Guatemala extradita a EE. UU. enlace de 'los Urabeños' con las Farc

Sonia Cruz, a responder por delitos relacionados con narcotráfico. Tenía nexos con mafia mexicana.

17 de febrero 2014 , 02:45 p.m.

Por segunda vez en ocho años, Sonia Cruz Quiceno, quien para la Policía colombiana es el enlace de ‘los Urabeños’ con las Farc, fue extraditada a Estados Unidos para que responda por delitos relacionados con el narcotráfico.

Las autoridades de Guatemala informaron este lunes que la Interpol capturó a Cruz Quiceno, conocida con el alias de la ‘Mona’ o ‘Adriana Ríos’, el pasado domingo en el exclusivo sector del Obelisco, en Ciudad de Guatemala, capital del país centroamericano, junto con un hombre que sería su esposo y que también tendría nacionalidad colombiana.

Esta mujer, de 44 años, había logrado escapar en noviembre del año pasado de una operación de la Dijín, que le seguía los pasos ante la solicitud que una corte de Virginia (Estados Unidos) hizo en octubre pasado por narcotráfico y porte ilegal de armas.

Entró con pasaporte legal

Según informaron las autoridades guatemaltecas, Cruz Quiceno había llegado a ese país en diciembre del 2013, y su ingreso lo había hecho legalmente presentando su pasaporte original.

“Ella ingresó normalmente con su pasaporte, no se tenía conocimiento de que tuviera operaciones en Guatemala”, aseguró el ministro de Gobernación, Mauricio López.

Sin embargo, la alerta de Interpol Colombia permitió dar con la ubicación de la ‘Mona’.

En el expediente contra ella aparece que, además de ser clave en el lavado de dinero de la banda criminal ‘los Urabeños’, estaría involucrada en el envío de cargamentos de cocaína, en alianza con el frente 36 de las Farc, que delinque en Antioquia.

Su enlace con ‘los Urabeños’, de acuerdo con la Policía, era Ismael Reyes, alias el ‘Loco’, quien en noviembre fue capturado, junto con otros seis, con fines de extradición.

Cita, además, que su rol en el narcotráfico comenzó una vez regresó a Colombia tras pagar una condena de tres años por lavado de activos en Estados Unidos.

Cruz, quien tiene varios negocios en los sanandresitos de Bogotá y Cali, había sido capturada por el entonces Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) en el 2006 por pertenecer a una red internacional de blanqueo de activos.

La Policía asegura que Cruz utilizaba casas de cambio en reconocidos centros comerciales de la capital y sus locales de ropa y zapatos en los sanandresitos.

En una sola transacción podía mover hasta 20.000 millones de pesos para la banda criminal.

Sus tentáculos, dice la Policía, llegaban hasta la mafia mexicana. En los controles técnicos, avalados por la Fiscalía y jueces, la Dijín documentó viajes de Cruz Quiceno a México, donde, de acuerdo con el expediente en Estados Unidos, habría tenido reuniones con emisarios de los carteles ‘los Zetas’, ‘Caballeros Templarios’ y ‘Sinaloa’.

REDACCIÓN JUSTICIA
* Con información de agencias