Archivo

Investigan falsas boletas en retenes

Uniformados utilizarían retenes para negocio y "no para seguridad". Autoridades lo niegan.

17 de febrero 2014 , 09:02 a.m.

Es común que en las carreteras promocionen boletas para rifas, lo grave es que sean falsas y vendidas por uniformados, quienes argumentan que son para ayudar a víctimas del conflicto.

Así lo aseguró Diana Carolina Yarce, quien en dos ocasiones compró estas boletas de manera ingenua y luego se enteró de que eran “ilegales”.

Al parecer, policías de carreteras en vez de requisar, pedir papeles y hacer pruebas de alcoholemia, detienen viajeros para convencerlos de comprar estos bonos que prometen rifar un Renault Stepway modelo 2014 e incentivos diarios de 200.000 pesos.

Yarce denunció ante la Policía, el Ministerio de Defensa e Invías que los agentes vendían las boletas.

Los funcionarios le respondieron que la “Fuerza Pública no podía comercializar bienes”.

Sin embargo, el tema quedó ahí. Yarce afirmó que las autoridades no profundizaron en sus respuestas y que los uniformados continúan ofreciendo los bonos en las carreteras.

Estos cuestan entre 20.000 y 40.000 pesos, son de las fundaciones Únete y Fundivim, organizaciones legales, pero que al parecer, fueron suplantadas por delincuentes.

Las boletas son comercializadas en el norte de Medellín, en la vía que conduce hacia Coveñas. Igualmente en los retenes de San Antonio de Pereira, (Oriente) Puerto Triunfo (Magdalena Medio) y Don Matías (Norte).

Yarce explicó que las boletas de Fundavim tenían teléfonos, dirección, Nit y página web falsas, por lo que supo que se trató de una estafa.

Andrés Martínez, habitante de Rionegro, también denunció que hombres vestidos de policías detienen los vehículos en los retenes para vender las boletas. “Es tanta la presión, que no hay más opción que comprarlas”, afirmó.

Entretanto, el coronel Gustavo Chavarro, comandante de Policía Antioquia, afirmó que a raíz de varias denuncias informales investigaron si había policías implicados en la venta de boletas y no encontraron nada.

“Los policías que sean sorprendidos vendiendo boletas con el uniforme recibirán duras sanciones”, dijo.

Las autoridades verificaron las carreteras del departamento y encontraron civiles vendiendo boletas de Únete y Fundavim cerca de los retenes, pero no pudieron retirarlos porque tenían autorizaciones y papeles en orden.

Inteligencia Militar, desde hace más de seis meses, le ha hecho seguimiento a estas empresas y encontró que eran legales.

Por su parte, Oscar Eduardo Galindo, representante legal de la Fundación Únete, negó que tuviera vínculos con la Policía.

Galindo contó que la empresa es de Bogotá y que antes de que tuviera la idea de llegar a Antioquia a promocionar las boletas, en el departamento ya había falsificadores estafando a las personas con replicas.

“Son hombres vestidos de negro que tienen chalecos similares a los de la policía para engañar a los viajeros, pero no son uniformados”, aclaró.

La Policía capturó a 75 personas por vender boletas ilegales el año pasado. Asimismo, incautó 11.000 falsos bonos en la región.

DEICY JOHANA PAREJA M.
Redactora de EL TIEMPO
Medellín