Archivo

Escándalo en Ejército toca a empresa de exjefe de DEA en el país

Varios generales mencionados en los audios anunciaron demandas contra el coronel González.

notitle
16 de febrero 2014 , 10:30 p.m.

“Eduardo”, socio del cuestionado coronel Robinson González del Río que aparece en 19 grabaciones reveladas este domingo por la revista Semana y que sugieren una red de corrupción en el Ejército, es en realidad Gabriel Eduardo Cruz Tinjacá, un proveedor de la industria militar del país.

EL TIEMPO ubicó a este exempleado de una reconocida empresa de mensajería y transporte estadounidense, que se presenta en internet como “actual operador logístico para la aviación militar de Colombia” y que ofrece, desde una empresa de consultoría, un portafolio de ventas militares extranjeras para la aviación que incluye “equipo táctico” y “gestión logística”. (Lea también: Lupa a millonarios contratos y gastos del sector defensa).

Cruz Tinjacá le dijo a este diario que trabaja para el exjefe de la DEA en Colombia Leo Aguerrín Jr., quien aparece como socio capitalista y subgerente de la empresa activa Norsur Consulting Internacional Ltda., que se muestra en su página web como una consultora en seguridad. La firma tiene base también Miami, según los registros mercantiles de Florida (EE. UU.). (Escuche acá el testimonio de Gabriel Eduardo Cruz a EL TIEMPO).

“Yo a Leo le manejo la agenda en el país y ahora con este escándalo lo que temo es que ya no puedo seguir trabajando con él”, aseguró Cruz.

El nombre de Arreguín Jr., que fuera una de las caras de la DEA más poderosas en Colombia, quedó en medio de la polémica el año pasado cuando se descubrió que había intentado visitar a uno de los máximos capos del narcotráfico del país, ‘Diego Rastrojo’, quien está preso en la cárcel de máxima seguridad en la cárcel de Girón (Santander).

Cruz negó que, dentro de su papel como proveedor, ayudara al exjefe de la DEA a buscar contratos con el Ejército. “Él aquí no se dedica a eso. Sí crearon, otras personas, empresas con el mismo nombre de la de Leo, pero en uniones temporales que no sé si tuvieron contratos”, agregó.

Y, con respecto a sus polémicas grabaciones con el coronel González del Río, el proveedor dijo que: “ (se trata) de excesos que uno hace al teléfono, porque yo nunca he firmado un contrato con el Ejército, eso lo puede probar la Fiscalía”.

Lo que sí no negó el interlocutor del coronel González fue su amistad “desde hace años” con el oficial, del que siempre supo que estuvo detenido durante el tiempo (segundo semestre de 2012) que se realizaron las grabaciones. “No puedo juzgarlo, lo que sé es que su proceso le salió a favor”, dijo.

Y agregó: “Él me pidió que le ayudara a buscar contratos porque necesitaba dinero para pagar su defensa y por eso le ayudé. No me gané ni uno porque nunca he tenido las empresas ni pude demostrar la infraestructura para que me adjudicarán”.

‘No soy el ‘Emilio Tapia’ del Ejército’

Cruz afirmó también que se dio a conocer en la Aviación del Ejército –una de las unidades que más golpes ha dado a las Farc y que más aparece mencionada en los audios– porque traía “botas y gafas de Estados Unidos” que les vendía a “sargentos, coroneles y hasta generales”

“Pero yo nunca conocí a los generales que aparecen en esas grabaciones, con el general Rey (Javier, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares) o Mejía (Alberto José, comandante de la División de Asalto Aéreo) simplemente allá abajo decían que esos contratos iban a salir y que ellos eran los que los tenían”.

A quien sí dijo conocer fue al general Fabricio Cabrera, encargado hasta diciembre pasado de la jefatura de la Aviación del Ejército. “A él lo reconocía un poco más”, aseguró.

Gabriel Eduardo Cruz reconoce que la única vez que logró tener un contrato con el Ejército fue en 2012 cuando, como intermediario, pudo concretar una licitación con la empresa Global Service en la ciudad de Cúcuta.

“Pero eso no me convierte en el ‘Emilio Tapia’ de la contratación en el Ejército. Yo vivo de los créditos que tengo y nada más”, dijo y pidió a las autoridades que lo investiguen “porque tiene cómo responder que no ha estado en actos de corrupción”.

González del Río, el coronel que tiene en líos al Ejército

El coronel Róbinson González del Río es el protagonista de las 19 grabaciones que develarían la más grande red de contratos y mordidas en el Ejército. El nombre del coronel, detenido por ‘falsos positivos’, ya había estado dentro de un escándalo que terminó con la renuncia del magistrado de la Judicatura Henry Villarraga, quien habría intentado favorecerlo. En las grabaciones reveladas por ‘Semana’, González dice que con las venias de decenas de oficiales de alto grado podría vender material militar al Ejército del Ecuador por precios más altos de los fijados en planes de compra. El dinero iría para familiares de detenidos por ‘falsos positivos’.

JUAN GUILLERMO MERCADO
Redacción Justicia