Archivo

Tiempos modernos y viejos riesgos... (Meluk le cuenta)

notitle
16 de febrero 2014 , 08:29 p.m.

La dictadura del clic, del número de usuarios, de las páginas vistas; el aumentar el número de seguidores y amigos en las redes sociales, que un trino se retrine y se agigante como una bola de nieve...

En fin, los tiempos modernos. Los riesgosos tiempos modernos para periodistas y medios de comunicación serios que, en la prisa por contar los hechos, reciben incalculables toneladas de información disponible en el ciberespacio, entre las nubes, sin saberse si es real, confiable, veraz. Si es creíble.

Una nueva y muy buena emisora colombiana cayó en la trampa. Como también el más importante diario deportivo de Argentina: ambos dieron como hecho cierto que el ‘Tigre’ Castillo dizque iba a demandar al ‘Tigre’ Falcao por uso indebido y ‘plagio’ de su apodo. Vieron el dato retrinado en masa en Twitter de una web que hace mamaderas de gallo de fútbol. Del afán solo queda el cansancio...

Los dos periódicos deportivos más importantes de España también se fueron de cabeza y metieron la pata cuando publicaron en sus ediciones electrónicas el supuesto video de la operación de la rodilla izquierda de Falcao.

Era una edición burda del saludo que envió por las redes sociales el delantero en batola de operación antes de entrar a la sala de cirugía, con cualquier operación de rodilla que sacaron de YouTube. Era falso de toda falsedad.

La semana pasada fue la lora de la camiseta de la Selección Colombia utilizada por un equipo de Irak. Y rodó a toda velocidad por las redes sociales que la firma fabricante le había metido un gol a la Federación.

Todos los medios colombianos, sin excepción, hicieron mención del asunto. Unos aseguraron, otros trataron de ser más prudentes.

La firma jura y rejura que esa camiseta no es de ellos, que no tiene nada que ver con ese club y que investigará, pero... ¿afirmar de tajo sin siquiera dejar abierta una mínima duda?

El afán de los medios y su competencia, las mediciones de sintonía y volúmenes de números de usuarios, más la velocidad de rayo con la que llegan informaciones por todas partes a la pantalla del computador no pueden seguir metiendo goles a la credibilidad de medios y periodistas.

A todos (sí, a todos) nos los hacen. Nos toca ‘ajustar las marcas’. Eso en periodismo se llama rigor y, por lo menos, verificación, una vieja y simple práctica para estos tiempos modernos de nuevos y poderosos riesgos.

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK OROZCO
Editor de Deportes