Archivo

Soldado que perdió a sus hijos por carrobomba sigue sin recibir ayudas

Su esposa está medio ciega y la casa prometida y la ayuda para estudiar no llegan.

16 de febrero 2014 , 06:18 p.m.

El apoyo y la moral que generales y coroneles del Ejército le transmitieron al soldado profesional Jhon Fernando Tejada el 27 y el 28 de agosto del 2012 solo los sintió esos días.

El soldado Tejada acababa de recibir la dramática noticia de que un carro bomba instalado por las Farc en Vista Hermosa mató a sus dos hijos de 3 y 5 años y dejó a su esposa con heridas tan graves que solo un milagro la salvaría.
Los altos mandos de las Fuerzas Militares, incluido el general Sergio Mantilla Sanmiguel, en ese entonces comandante del Ejército, le dijeron que “todo un país” estaba con él, que el Gobierno y la institución no lo iban a dejar solo.

Tejada recuerda que un coronel de apellido Bermúdez, adscrito a la Brigada Móvil 12 en el sur del Meta –unidad militar a la que pertenecía el soldado Tejada– le prometió que el Ejército le gestionaría una casa ante el gobernador Alan Jara.

Además le ofrecieron becas para estudio a él y a su esposa si lograba salir viva del bombazo.

Sin embargo, 18 meses después del fatídico 26 de agosto del 2012 –día en el que el carro bomba mató en total a seis personas–, ninguna de las promesas que le hicieron se las han cumplido.

“Días antes me había marchado a operaciones en la selva dándoles un abrazo a mis hijos y a mi esposa, pero volví a ver a los niños en unas cajitas selladas sin saber cómo quedaron y a mi esposa ensangrentada, llena de esquirlas”, recuerda el militar.

En la actualidad, el soldado Jhon Fernando Tejada está adscrito a Sexta Brigada del Ejército en Ibagué (Tolima). Desde allí denuncia que “el Estado me dejó solo, con el dolor diario de no tener a mis hijos y el drama de ver a mi esposa con graves secuelas”.

Si bien Luz Irene Virgüez Pineda, la esposa de Tejada, logró vivir, la mujer perdió totalmente la visión del ojo izquierdo y parte del muslo de la pierna izquierda, por la explosión.

Por el impacto emocional causado tras la muerte de sus hijos, Luz Irene ha intentado quitarse dos veces la vida y aún requiere de constantes visitas al Hospital Militar por las esquirlas que siguen en su cuerpo. “Usted ve justo eso, yo me siento abandonado por el Estado. Ya hasta he perdido la esperanza”, señala el soldado Tejada.

Pese Al drama que vive, el militar dice que si tiene que volver a la selva por su país, lo hará. Y remata afirmando que si no le cumplen con casa y estudio, que al menos espera que haya justicia, que las Farc –incluidos los negociadores que de La Habana (Cuba)– paguen por la muerte de las seis víctimas del carro bomba en Vista Hermosa, entre ellas sus hijos.

Tres asegurados

En noviembre del 2013 un juez de garantías aseguró y envió a la cárcel a tres de los presuntos guerrilleros del frente 27 implicados en el atentado con carro bomba en Vista Hermosa. Se trata de Diller Muñoz Hernández, alias ‘Brando’; Jesica Paola Hurtado Castro y Bladimir Hurtado Castro, alias ‘El Ciego’.

REDACCIÓN LLANO 7 DÍAS