Archivo

Disputa financiera en Porto Alegre, otro dolor de cabeza para la Fifa

El club Inter y autoridades locales no se ponen de acuerdo con unos pagos en el estadio Beira-Río.

16 de febrero 2014 , 05:26 p.m.

Una agria disputa financiera entre Internacional, de Porto Alegre, y las autoridades locales puede llegar a dejar a esa ciudad fuera del Mundial de Brasil, según afirmó el presidente del club, Giovanni Luigi, citado este sábado por medios locales.

‘Existe el riesgo’ de que Porto Alegre sea excluida del grupo de 12 ciudades sede ‘y no es pequeño’, alertó Luigi en una entrevista con la ‘Radio Gaucha’, que ha repercutido en toda la prensa nacional.

Luigi explicó que el problema radica en el pago de estructuras temporales que deberán ser instaladas para el Mundial en el estadio Beira-Río, propiedad del club. Inter sostiene que los 30 millones de reales (12,5 millones de dólares) que costarán esas estructuras deben ser cancelados por las autoridades de Porto Alegre, que a su vez alegan que una cláusula contractual establece que eso es responsabilidad del club.

"Estamos cediendo el estadio, un gimnasio, un centro de eventos y los estacionamientos" sin recibir nada a cambio, alegó Luigi, quien aseguró que Inter no pagará por esas estructuras provisionales, que incluyen el centro de prensa, generadores eléctricos y otros equipos exigidos por la Fifa.

La prensa de Porto Alegre aseguró este sábado que la Alcaldía de la ciudad y las autoridades del estado de Río Grande do Sul estarían dispuestas a correr con esos gastos, a fin de superar el conflicto, aunque eso no ha sido confirmado oficialmente.

En la primera fase del Mundial, el primer partido en Porto Alegre deberá enfrentar el 15 de junio a las selecciones de Francia y Honduras. Tres días después jugarán Australia y Holanda, mientras que el 18 de julio lo harán Corea del Sur y Argelia. El partido que más expectación genera en Porto Alegre será el 25 de junio, cuando Argentina chocará contra Nigeria.

La disputa financiera por el Beira-Río será analizada el próximo lunes por el secretario general de la Fifa, Jérôme Valcke, quien ese día visitará Porto Alegre en el marco de un viaje de inspección que comenzó este domingo en Manaos e incluirá una escala en Brasilia.

El problema del Beira-Río supone un nuevo dolor de cabeza para la Fifa, que ha criticado en reiteradas ocasiones los atrasos en las obras para el Mundial que comenzará el próximo 12 de junio.

El mayor problema, sin embargo, está actualmente en Curitiba, otra de las 12 sedes y cuyo estadio es el más atrasado de todos, al punto de que la Fifa ha advertido de que si para el próximo martes no hay garantías de que las obras avanzan al ritmo adecuado, esa ciudad pudiera ser excluida del Mundial.

EFE