Archivo

Una web satírica causa estragos en los medios

En un mes, 'Actualidad Panamericana' ya ha hecho cuestionar el rigor de algunos diarios.

notitle
16 de febrero 2014 , 01:14 a.m.

Solo lleva un mes en línea y el portal Actualidad Panamericana ya ha causado crisis en medios destacados. Esta web, que se define como “un espacio de crítica humorística”, cuenta con 300.000 visitas únicas y sus noticias falsas se han hecho virales.

“Muchos lo toman como un espacio de noticias falsas, pero el énfasis que queremos dar no está en generar noticias falsas o desinformación, sino en hacer humor”, explica uno de sus creadores. Cuenta que la publicación en enero del senador uribista Juan Manuel Vélez replicando una falsa noticia de sobredosis de marihuana fue el detonante para que este grupo de amigos se uniera para fundar la página.

Aunque prefiere mantener el anonimato debido a que “algunas personas en el mundo periodístico lo pueden tomar como un ataque”, uno de sus miembros cuenta que eligieron este formato porque “el humor es a veces la única forma de decir ciertas verdades”. “En Colombia hay unos vacíos muy grandes en la producción de humor y a nivel social hace falta que aprendamos a reírnos de nosotros mismos”.

La página emula un medio digital, con publicidad falsa de Interbolsa, DMG y de Samuel Moreno como candidato al Senado. Lo cierto es que, pese a las advertencias explícitas que aparecen en la web, sus noticias han sido tomadas como verdaderas, “sin dar crédito ni contrastar fuentes”. Es el caso de la noticia: ‘Unión Europea pide a colombianos dejar de pedir que les regalen cosas’, que fue retransmitida por una emisora de radio nacional. O la que afirmaba que el “ ‘Tigre’ Castillo demanda al ‘Tigre’ Falcao por uso indebido de apodo”, que el diario Olé de Argentina tomó como válida.

“Nos preguntamos mucho cómo es posible que las mismas pistas que hay en el contenido de la noticia no sean suficientes para darse cuenta de que es falsa. Sin duda es un fenómeno, y por las reacciones que hemos visto en redes sociales, pareciera que hay muchas personas que se quedan con la incertidumbre sobre la veracidad de las noticias de los medios que las replican”, confiesa la fuente. “Para mí solo puede ser bueno, en la medida de que es un campanazo para subir la calidad y que los medios se pellizquen con el asunto del rigor”.

“En últimas, la realidad se cuestiona. Que haya ocurrido o no el hecho, llega a ser irrelevante, pero que a las audiencias no les importe eso, es un tema que sorprende”, reconoce.

REDACCIÓN DOMINGO