Archivo

Los pecados de la colombiana más buscada en el mundo

Yolanda Payán fue condenada a 9 años, pero se fugó. Ahora delinque en Europa con tres identidades.

notitle
15 de febrero 2014 , 10:29 p.m.

El intendente de la Policía Germán Renza Rico estuvo a punto de morir el sábado 19 de septiembre del 2009. Ese día, cuando participaba en un operativo contra una organización criminal que delinque en el centro de Cali, una mujer salió de la nada y le hizo varios disparos a quemarropa.

Renza fue trasladado de urgencia a un hospital, mientras sus compañeros capturaban a la responsable: Yolanda Payán Castellanos, una gruesa mujer de 1,60 de estatura, que baleó al uniformado para que miembros de su banda huyeran. Payán fue enviada al centro de reclusión de mujeres para que fuera procesada por tentativa de homicidio agravado y porte ilegal de armas, que le daban 15 años de cárcel. (Lea también: Jueces han enviado a 142 presos peligrosos a casa por cárcel).

Pero esta semana el intendente Renza se enteró de que la pistolera se escapó, viajó a Europa y se acaba de convertir en uno de los diez delincuentes más buscados en España, Italia y Austria, al lado de nueve sujetos acusados de homicidios, tráfico de drogas, robos con violencia y lesiones personales.

EL TIEMPO tuvo acceso a su prontuario y estableció que Payán, oriunda de Bucaramanga, se mueve por Europa fingiendo ser comerciante de ropa y usando tres identidades falsas.

El gran escape

De hecho, las autoridades del Viejo Continente indagan si es una de las cabecillas de una poderosa red que comercializa droga y saquea apartamentos y oficinas.

Payán, de 50 años, terminó en Europa usando un método idéntico al de alias ‘Cesarín’, mafioso de la ‘oficina de Envigado’ que, tal como lo anticipó este diario, se le escapó a la justicia hace 12 días. Al igual que él, la mujer obtuvo en un juzgado la prisión domiciliaria por ser madre (padre) cabeza de familia y luego huyó.

El 23 de diciembre del 2009, vísperas de Navidad, el juzgado cuarto penal especializado de Cali la mandó a su casa a pesar de haberla condenado a 9 años de cárcel. La decisión se fundamentó en el preacuerdo que su abogada, María del Socorro Escobar Polanco, negoció con la Fiscalía, con el que redujo la pena de su violenta cliente por aceptar cargos, y obtuvo la domiciliaria alegando que estaba a cargo de “tres menores que dependían económica, sicológica y afectivamente de ella”.

Lo que pocos sabían es que autoridades indagaban si esa madre cabeza de familia pertenecía a una ‘oficina de cobro’ que operaba en el barrio Primitivo Crespo de Cali, al servicio del narcotráfico, y que realizaba secuestros, asesinatos, hurtos y venta de droga al menudeo.

El 27 de marzo del 2011, funcionarios del Inpec fueron a su domicilio, en la diagonal 17H n.° 17F 1-63B, para instalarle un dispositivo electrónico que permitiera vigilarla. Pero Payán ya no estaba. Según movimientos migratorios en poder de la Interpol, el 6 de marzo del 2012 la pistolera viajó a Panamá. Y cuando se ordenó su captura, se fue a España usando una identidad falsa.

El Grupo de Localización de Fugitivos, de la Unidad Central de Droga y Crimen Organizado de España, espera capturarla y enviarla a Colombia a que pague la condena de 9 años y una nueva por fuga de presos. Y no descartan que, si se le prueba ser la cabeza de la red que delinque en Europa, luego sea solicitada en extradición.

Delincuentes de cartel

La peligrosidad de la colombiana Yolanda Payán Castellanos llevó al Grupo de Localización de Fugitivos de España a clasificarla al lado de criminales como Dietmar Linke, Kevin Thomas Parle, Christopher Guest More y Dritan Rexhepi, buscados por la policía de Alemania, Bélgica y el Reino Unido. A varios de ellos, incluida a la colombiana, los han visto por Alicante, Andalucía, Valladolid y Cataluña y por la propia Madrid. Incluso, se dice que saltan a Marruecos para evadir la acción de las autoridades. Al igual que Payán, otros de los fugitivos usan varias identidades.

EL TIEMPO intentó ubicar a la abogada de Yolanda Payán, pero, según registros públicos, ya se jubiló. El juez que le otorgó la prisión domiciliaria a esta delincuente tampoco se encuentra en el mismo despacho. Y en la Policía informaron que el intendente que la mujer intentó asesinar lleva 17 años de servicio, lo han felicitado 37 veces y ha recibido 6 medallas.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com