Archivo

Argentina no solo consume drogas ilícitas, ahora las produce: Gobierno

Es la primera vez que el gobierno de Cristina Fernández reconoce esta problemática.

15 de febrero 2014 , 12:36 a.m.

 

El ministro de Defensa de Argentina, Agustín Rossi, admitió que el país sudamericano es productor de droga al formular un análisis sobre el avance del narcotráfico, según publica la prensa local este sábado.

"Argentina es un país de consumo (de drogas ilícitas), pero lo que es más grave, no solamente hay consumo sino también elaboración y ahí el esfuerzo hay que ponerlo en toda una tarea de inteligencia criminal", dijo en declaraciones a Radio Rivadavia reproducidas por los principales diarios.

Se trata de la primera vez que el hecho es admitido públicamente por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner pese a que desde varios sectores, incluido la Iglesia Católica argentina, se habían formulado advertencias en ese sentido.

"Hace años se tenía sobre la problemática (del narcotráfico) una mirada solo de fronteras porque se creía que el problema era evitar que la droga entrara al país”, dijo. Argentina "antes era un país de tránsito. Ahora es de consumo y elaboración", de drogas, agregó.

El ministro admitió además "un crecimiento exponencial del narcotráfico" en la provincia de Santa Fe de donde él es oriundo y a la cual representó en el Congreso como diputado antes de asumir el ministerio.

Santa Fe, gobernada por la oposición socialista, ha sido en los últimos tiempos epicentro de enfrentamientos y ajustes de cuentas entre bandas criminales que la policía identifica con el narcotráfico, aunque también ya hubo incidentes similares en la periferia de Buenos Aires y en otros distritos.

"No son organizaciones que se han montado en Santa Fe para el tráfico de drogas sino que ya venían accionando en el mundo del delito y lo que han hecho fue cambiar de rubro por decirlo de alguna manera", evaluó el ministro que perdió las últimas elecciones como candidato a gobernador de esa provincia por el oficialismo.

Según estadísticas oficiales, el año pasado se desarticularon al menos una docena de laboratorios clandestinos en distintos puntos del país donde se elaboraban varios tipos de estupefacientes y drogas sintéticas.

AFP