Archivo

En Cauca, hallan asesinados a dos policías que habían sido plagiados

Los cadáveres de los uniformados, que habían salido de Leiva (Nariño), fueron encontrados en Balboa.

notitle
15 de febrero 2014 , 08:58 a.m.

Dos policías fueron asesinados en límites entre Nariño y Cauca cuando disfrutaban un permiso para visitar a sus familias.

El intendente Óscar Emigdio Paz Tutistar, quien llevaba 16 años vinculado a la institución policial, y el patrullero Oswaldo Vargas Escobar, con cinco años en el mismo organismo de seguridad, fueron encontrados muertos dentro del vehículo en el que se movilizaban en un paraje aislado, en el sector Mamaconde, del municipio de Balboa, en el sur del Cauca.

Los policías habían sido retenidos en la mañana del viernes de esta semana a la altura del corregimiento de Puerto Nuevo, municipio de Leiva, norte de Nariño, donde prestaban su servicio a la estación policial desde hace dos años.

Los hechos se registraron en una zona de influencia del frente 29 de las Farc. "Al parecer fueron interceptados por hombres de ese grupo al margen de la ley”, dijo el comandante de la Policía Nariño, coronel Hugo Henry Márquez, quien indicó además que los uniformados iban vestidos de civil a cumplir con su turno de descanso para visitar a sus familias y a sus hijos.

El último contacto que se tuvo con ambos integrantes de la Policía había sido a las 5:00 de la madrugada del viernes, en el momento en que salían a cumplir su descanso.

El gobernador de Nariño, Raúl Delgado Guerrero, confirmó que los policías habrían sido retenidos por miembros de un grupo armado ilegal cuando se movilizaban en un vehículo particular. “No me queda más que condenar este asesinato a sangre fría. No tiene ninguna justificación, eso no hace parte de un conflicto y de un enfrentamiento armado”, dijo el mandatario regional. Anotó que "se trata de un asesinato cobarde que viola todos los principios del Derecho Internacional Humanitario y los derechos humanos, además no aporta para nada al proceso de paz”.

Entre tanto, aún permanece secuestrado el subintendente de la Policía Mario Hernán Córdoba Martínez, quien se desempeñaba como subcomandante de la estación de El Ejido, en el municipio Policarpa, en el noroccidente de Nariño. Su desaparición se produjo el 11 de septiembre de 2013 y había recibido amenazas.

REDACCIÓN COLOMBIA