Archivo

El este de EE. UU. sentirá los últimos coletazos del Pax

La tormenta Pax dejó durante los últimos días al menos 21 muertes y 100 millones de afectados.

notitle
14 de febrero 2014 , 07:13 p.m.

La tormenta invernal Pax, que dejó durante los últimos cuatro días al menos 21 muertes y 100 millones de afectados a su paso desde el sur al noreste de Estados Unidos, se va alejando poco a poco hacia el Atlántico, tras dejar copiosas nevadas y fuertes heladas en la región de Nueva Inglaterra, que limita con Canadá.

Sin embargo, otro pequeño frente frío se aproxima desde el medio oeste, donde los pronósticos meteorológicos prevén que se presentarán nuevas precipitaciones en forma de nieve, pero no tan fuertes como las registradas en días pasados.

Según el Servicio Nacional de Meteorología, el nuevo sistema que sigue los restos de la tormenta Pax en el medio oeste mantendrá una ruta perpendicular y durante el fin de semana se dirigirá hacia la costa este, dejando en algunas zonas hasta 10 centímetros de nieve.

Ayer, durante todo el día, mientras en los estados del sur y sureste continuaban los esfuerzos por recobrar la normalidad, Ohio y Misisipi sufrieron los últimos estragos del temporal, al igual que las ciudades de Saint Louis (Misuri), Indianápolis (Indiana), Louisville (Kentucky), Cincinnati (Ohio) y Charleston (Virginia Occidental).

En las regiones más septentrionales se espera que la nieve comience a derretirse a mediados de la próxima semana, cuando los mercurios empiecen a ascender de manera constante y los vientos cálidos del sur se desplacen hacia el norte del país.

Los retrasos y anulaciones de vuelos deberán continuar durante varios días.

Por el momento, las aerolíneas intentan solucionar la situación de una gran cantidad de pasajeros varados en los aeropuertos.

Unos seis mil vuelos fueron anulados el pasado jueves desde o hacia Estados Unidos, según el sitio especializado flightaware.com, y más de 3.800 fueron reprogramados.

Los estadounidenses esperan ansiosos un tiempo soleado después de vivir uno de los inviernos más rigurosos de los últimos tiempos: primero con la tormenta Hércules, luego con el famoso Vórtice Polar, después con la Janus y ahora con Pax, todo ello en menos de dos meses.

Efe y AFP