Archivo

Madres comunitarias temen quedarse sin trabajo

Aseguran que firmaron contrato de 8 meses bajo presión.

notitle
14 de febrero 2014 , 07:02 p.m.

Parece que el remedio les salió más caro que la enfermedad a las más de 2.500 madres comunitarias del departamento que el año pasado pidieron formalización de su labor y ahora ven incierto su futuro.

Así lo hicieron saber las mujeres que hasta hace unos días se acercaron a las zonales del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar a firmar un contrato.

“Pero era un contrato a término fijo y no sabemos si después de ese tiempo nos lo renueven”, afirmó una madre comunitaria de la ciudad de Tunja.

Y es que el inconformismo es generalizado, pues las mujeres venían trabajando con un contrato a término indefinido que el Gobierno nacional había asegurado mantendría cuando se formalizara el trabajo.

Sin embargo, el anuncio se cumplió, pero a medias, pues aunque en ese mismo contrato se les brinda la posibilidad de recibir un salario mensual y prestaciones sociales, deja claro que el contrato sólo será válido por ocho meses, es decir, desde el primero de enero hasta el 30 de septiembre de 2014.

“Como yo, hubo muchas que no queríamos firmar el contrato, porque no sabemos qué va a pasar en ocho meses, y nos dijeron que si no lo hacíamos no nos iban a dar mercado y que no nos permitirían trabajar, por eso firmé provisionalmente”, mencionó una madre comunitaria de 66 años que ha dedicado 25 a la labor.

“Nos tocó firmar pero seguimos con incertidumbre al no saber qué pasará más adelante porque nos dijeron que todo dependía de nuestro desempeño”, indicó otra mujer.

A su vez, William Villegas, coordinador de la Dirección Nacional del Bienestar Familiar aseguró que la contratación a término indefinido obedece a un ajuste presupuestal, pero que no significa que no se les vaya a renovar.
“El contrato se extenderá por un año y podrán desempeñar su trabajo normalmente”, mencionó Villegas.

REDACCIÓN BOYACÁ SIETEDÍAS