Archivo

Carros del aseo han sido un tropiezo en la operación: Aguas de Bogotá

Gerente de la entidad dice que la flota no se ajustaba a las condiciones topográficas de la ciudad.

notitle
13 de febrero 2014 , 10:26 p.m.

El gerente de Aguas de Bogotá, Ricardo Agudelo, renunció al cargo luego de las revelaciones que hizo EL TIEMPO sobre el pésimo manejo de los carros de recolección y graves fallas en estos, y aceptó que la flota que compró la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá (EAB) no se ajustaba a las condiciones topográficas de la ciudad.

¿No cree que el grave problema que ha tenido el operador público en la recolección de basuras ha sido el pésimo equipo y su mal uso?

Es cierto, ese fue un tropiezo para tener una mejor operación, y los carros tienen que repotenciarse. Las condiciones en que se compraron los vehículos deben ajustarse al terreno de la ciudad, tanto en su caja como en su mecánica. En esa labor están el Acueducto y Daewoo.

¿No se considera derrotado al salir de una empresa que sigue enfrentando serias fallas en la operación?

No. Cuando recibí Aguas de Bogotá, hace un año, tenía un déficit de 6.500 millones de pesos como empresa y la cobertura del aseo era del 18 por ciento. La operación tenía un balance negativo. El déficit como empresa se logró reducir a 3.500 millones, mientras la operación del aseo tiene un superávit de 2.000 millones de pesos, que se está invirtiendo en amortizar el pago de la flota nueva adquirida por la EAB. También se está amortizando el anticipo de los 17.000 millones que nos dieron para iniciar la operación. De esa plata, ya se han girado 9.000 millones.

¿Si todo va tan bien, como dice, por qué renunció?

Tengo una familia a la que no veo por el fuerte trabajo en la empresa y debo sacarle más tiempo. El alcalde Gustavo Petro me ofreció trabajar como asesor en su despacho para organizar Basura Cero con las comunidades”.

REDACCIÓN BOGOTÁ
lucgom@eltiempo.com