Archivo

Las prioridades del POT en Cali

Solo una parte de Navarro podría ser para vivienda con estudios.

notitle
13 de febrero 2014 , 07:37 p.m.

Una ‘Estrategia de borde’ con la cual se detenga el avance de invasiones y el desarrollo urbanístico irregular en los cerros tutelares, es una de las prioridades del Plan de Ordenamiento Territorial de Cali, que ya cuenta con la Resolución de Concertación Ambiental de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (Cvc).

La iniciativa, que pretende controlar el crecimiento desmesurado en las laderas de la ciudad, establece una serie de elementos como ecoparques y suelos suburbanos que están amarrados a Planes Zonales para que allí solo se pueda urbanizar tras estudios específicos.

Pero esos proyectos serán de baja densidad, es decir, en la modalidad de parcelaciones por tratarse de suelo rural, de protección y de amenaza de riesgo del sistema ambiental.

“Lo que se hizo fue delimitar un perímetro urbano, esas áreas de régimen diferido se cambiaron en parte por ecoparques, que son áreas de suelo naturales, de protección con destinación a recreación pasiva”, explicó Luis Guillermo Parra, coordinador del equipo de concertación ambiental.

Para la Cvc es vital tener en cuenta que se trata de una zona que presenta riesgo de remoción de masa (deslizamiento), riesgos que no son mitigables y por eso no se puede construir en ellos.

La ‘Estrategia de borde’ se diseñó de tal manera que el desarrollo urbanístico no se de hacia arriba y se pueda evitar las invasiones y el desarrollo no controlado.

Riesgos y Ptar

En el POT, que se actualiza luego de 15 años, se contempla, además, un componente de riesgos, el área de Régimen Diferido de Navarro, la Ciudadela CaliDa (antes Ecociudad Navarro) y una nueva Ptar para el sur.

Según la Corporación, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Cañaveralejo no tendría la capacidad para tratar aguas residuales de nuevas áreas de expansión, lo que hace necesario un nuevo plan en el sur.

Hasta que no se construya esta Ptar en el sur no se podrán desarrollar nuevos planes parciales, a no ser que estos cuenten con su sistema de tratamiento propio, dice la Cvc.

“El último POT es de 1999, época desde la cual la ciudad ha crecido y ya era hora de actualizar esta herramienta que permite la organización del territorio”, dijo Óscar Libardo Campo, director general de la Cvc.

“Yo diría que en la concertación han entrado en juego todos los elementos orientados a buscar una Cali sostenible en el corto, el mediano y el largo plazo”, agregó Campo.

Con respecto al componente de riesgos (amenazas como inundaciones, sismos y deslizamientos), se generaron compromisos como una serie de estudios que se van a hacer por planes zonales para que esos riesgos sean estudiados con mayor profundidad.

León Darío Espinosa, director de Planeación Municipal, dijo que una vez quede en firme esta resolución de concertación ambiental lo que se hace es reunir la propuesta de manera concertada en temas como tipos de suelo, su clasificación, el manejo que se le va a dar al suelo rural y al de expansión, así como las medidas de conservación del medio ambiente”.

Destacó que los acuerdos entre la Cvc y Planeación se plasmaron en un articulado que constituye la propuesta del Plan de Ordenamiento Territorial.

Navarro sigue siendo rural

Pese a que el Municipio había propuesto que el área de Navarro (contigua al antiguo basuro) se volviera suelo de expansión urbana, se decidió que seguirá siendo rural y solo 400 de las 1.700 hectáreas de ese terreno podrían ser objeto de un Plan Zonal, que determinará qué tipo de suelo pudiera ser más recomendable a futuro.

Sobre la Ciudadela CaliDa (Antes Ecociudad Navarro), donde se proyecta la construcción de viviendas de interés prioritario para reubicar a personas de zonas de alto riesgo aunque la resolución de aprobación de concertación en términos ambientales ya salió, de todas maneras requiere una serie de estudios previos en materia de servicios públicos, vías y manejo de suelos.

REDACCIÓN CALI