Archivo

Gobierno de Brasil exige medidas 'enérgicas' a Conmebol contra racismo

Un jugador del Cruzeiro recibió insultos racistas en el juego contra Real Garcilaso.

13 de febrero 2014 , 12:54 a.m.

El ministro del Deporte de Brasil, Aldo Rebelo, exigió este jueves a la Conmebol que tome medidas "enérgicas" para combatir y castigar las actitudes racistas como la cometida ayer por parte de la afición del Real Garcilaso peruano contra el jugador brasileño negro Paulo César Fonseca ‘Tinga’.

Rebelo comunicó sus exigencias en una llamada telefónica al presidente de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol), Eugenio Figueredo, según informó el Ministerio en un comunicado.

"En el año en el que el mundo entero se une para diseminar un mensaje contra el prejuicio durante el Mundial de Brasil, es inconcebible el comportamiento que vimos en Huancayo. Tinga tiene todo nuestro apoyo en la lucha contra el racismo, que, esperamos, será combatido con firmeza por la Conmebol", dijo Rebelo, según la nota.

Tinga fue víctima de gritos racistas en el partido Real Garcilaso-Cruzeiro jugado este miércoles en Huancayo por la primera jornada del Grupo 5 de la Copa Libertadores, que terminó 2-1 a favor de los peruanos. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, también condenó hoy los insultos racistas por medio de Twitter.

"Fue lamentable el episodio de racismo contra el jugador Tinga, de Cruzeiro", afirmó Rousseff en esta red social. La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) e incontables futbolistas, entrenadores y comentaristas deportivos se volcaron en comentarios de apoyo al centrocampista.

EFE