Archivo

Las mujeres tenemos derecho a una vida libre de violencias

notitle
13 de febrero 2014 , 12:33 a.m.

Las mujeres, como sujetos de derechos, no son personas vulnerables sino que sus derechos han sido vulnerados, por ello, el accionar del Estado debe garantizar el ejercicio de sus derechos.

Los recientes hechos registrados en el sistema de transporte masivo y tantos otros que día a día se hacen públicos a través de los medios de comunicación, no son nuevos, las mujeres enfrentamos constantemente situaciones de diverso orden que transgreden nuestros derechos en el ámbito público y privado y que evidencian la necesidad de impulsar transformaciones culturales que generen un cambio en la sociedad.

Desde el Gobierno Nacional venimos realizando un trabajo sostenido para avanzar en la superación de la violencia y garantizar el goce efectivo de los derechos de las mujeres. Para ello actualmente se implementa la Política Pública para la Equidad de Género, que cuenta con un Plan integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencias. De manera articulada, las entidades del Estado trabajan para asegurarles a las mujeres el respeto de sus derechos fundamentales.

La implementación de estas políticas y de la normativa vigente requiere incorporar a la sociedad en su conjunto para que actúe en la prevención de la violencia y denuncie este tipo de delitos. Erradicar la violencia contra las mujeres requiere un ejercicio de corresponsabilidadentre la sociedad y el Estado.

La transformación cultural garantizará cambiar los imaginarios y los estereotipos que actualmente permiten vulnerar los derechos de las mujeres y permitirá que la sociedad rechace cualquier forma de violencia. Por ello el Gobierno Nacional promueve la construcción de una Colombia con cero tolerancia frente a la violencia contra las mujeres con el compromiso de todas y todos los ciudadanos.

Quiero cerrar esta columna con una invitación a reflexionar en torno a si sólo es necesario implementar medidas de represión cada vez más fuertes o si como miembros de una sociedad en la que debe primar el respeto por los demás, podemos auto regular nuestro accionar.

Nigeria Rentería Lozano

Alta Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer