Archivo

Separadas pero iguales: idea para seguridad de las mujeres en TM

notitle
13 de febrero 2014 , 12:25 a.m.

El irrespeto a las mujeres es inaceptable. La solución estructural está en educación, control y en procesos sociales –no a la indiferencia. También en buses menos llenos, lo cual requerirá subsidios pagados con cargos a congestión y estacionamiento. Las soluciones de fondo se demoran y cuestan; más que campañitas hoy podemos separar espacios, como sucede en Tokio, Taiwán, India, México, Malasia e Indonesia http://thecityfix.com/blog/separate-but-equal-a-winning-policy-for-women-in-transit/.

Tokio tiene espacios en el metro, al evidenciar que 64% de las mujeres reportaban toqueteos. En Mumbai, el tren más lleno del mundo tiene vagones espaciales para mujeres. Los BRT de Ahmedabad, Indore, Bhopal, Rajokot y Surat, reservan la parte delantera de los buses http://www.youtube.com/watch?v=pRuqf1svnF8. El Metro y el BRT de México y el Tren Eléctrico y el Macrobús de Guadalajara también cuentan con espacios separados. En el Metrobús hay 57% de usuarias y la calificación del servicio es 8.3/10.0, con buses llenitos.

Algunos pueden decir que es discriminación –Rosa Parks se sentó en la parte equivocada de un bus en Montgomery y disparó el movimiento de derechos civiles en EE.UU. Pero es más discriminatorio que una mujer sea abusada y no pueda hacer nada distinto que gritar en medio de un bus repleto.

Puede ser equivocado tener rutas especiales; el servicio empeora para todos. Hay que evaluarlo con cuidado, no sea que el remedio resulte peor que la horrible enfermedad de abuso puesta en evidencia esta semana –otra vez.

Darío Hidalgo, PhD

*Director de Investigación y Práctica de EMBARQ, Programa de Transporte Sostenible de WRI