Archivo

Decenas de chavistas protestan 'contra el fascismo' tras disturbios

Jueza ordenó captura de líder opositor. Oficialmente, hay 61 heridos y 69 detenidos por protestas.

notitle
13 de febrero 2014 , 11:10 a.m.

Decenas de chavistas se manifestaron este jueves "contra el fascismo" frente a la sede de la Fiscalía venezolana, donde el miércoles universitarios protagonizaron las mayores protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, con un saldo oficial de tres muertos y 66 heridos. (Vea acá las imágenes)

La concentración había sido convocada la mañana de este jueves bajo el lema " Venezuela unida contra el fascismo" por la ministra de Información, Delcy Rodríguez, y por el titular de Turismo, Andrés Izarra, quien a las puertas de la Fiscalía condenó los ataques "nazifascistas" de la oposición.

"Estamos recogiendo los destrozos que hicieron en la ciudad estas personas mandadas por ese autor intelectual que es Leopoldo López", dijo desde la sede del Ministerio Público Jaqueline Faría, jefa del gobierno metropolitano de Caracas, al referirse al dirigente del opositor partido Voluntad Popular.

El miércoles, miles de estudiantes acompañados por dirigentes opositores como Leopoldo López, la diputada María Corina Machado y el alcalde de los cinco municipios de Caracas, Antonio Ledezma, marcharon por la capital y otras ciudades del interior del país contra la inseguridad, la inflación, la escasez de productos y la detención de estudiantes en las protestas de calle de los últimos 10 días.

El diputado del chavismo Darío Vivas aseguró este jueves que la comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional abrirá una investigación contra Machado: "Esta señora se escuda detrás de la inmunidad parlamentaria para incitar la violencia y generar clima de violencia como los que se dieron ayer (miércoles)", dijo.

Por su parte, los tres opositores que encabezan las protestas con el lema "la salida", acusaron al gobierno de estar detrás de la violencia y ratificaron su estrategia de ocupar las calles con protestas antigubernamentales, pese a que les ha valido acusaciones de golpismo y diferencias importantes con otros opositores, como el ex candidato presidencial Henrique Capriles.

Luego de la jornada de protestas contra la inseguridad, la inflación y la falta de productos básicos en algunas ciudades de Venezuela, con miles de estudiantes en las calles y que concluyó con un saldo oficial de tres personas muertas, 61 heridos y 69 detenidos, la capital venezolana despertó este jueves en una aparente calma.

Las vías de esta ciudad, famosa por sus trancones, están despejadas. Los usuarios de redes sociales solo se quejaban, temprano, por el cierre de las calles que dan acceso al palacio de Miraflores, sede del Poder Ejecutivo.

Los colegios reportaron una escasa asistencia de alumnos, aunque las clases no fueron suspendidas de manera formal. En la céntrica Plaza Venezuela, punto de partida de la manifestación convocada el miércoles por la oposición, fueron ubicados vehículos blindados de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Al mediodía está previsto un pronunciamiento del partido Voluntad Popular sobre la orden de captura expedida a Leopoldo López, el líder de este movimiento político (uno de los de mayor peso en la oposición) en Venezuela. López, acusado de delitos como terrorismo y homicidio, según la orden firmada por un juez y divulgada por la prensa venezolana, es uno de los tres dirigentes que impulsan la táctica de ocupar las calles con protestas antigubernamentales bajo el lema "La salida".

La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, volvió a pronunciarse sobre los hechos violentos del miércoles. En su programa transmitido por una emisora radial pública, Ortega Díaz señaló que quienes atacaron ayer la sede del Ministerio Público perseguían "matar" y adelantó que "tenemos videos, grabaciones y fotografías que nos ayudarán a esclarecer los hechos".

Estudiantes de la Universidad Alejandro Humboldt, ubicada en el centro de Caracas, colgaron en la fachada de esa institución pancartas en las que manifestaban su pesar por la muerte de su compañero Bassil Dacosta Frías, joven de 24 años quien ayer fue asesinado en medio de las protestas.

Algo que sí se mantiene sin alteraciones son las interminables filas de personas en las puertas de los supermercados a la espera de adquirir los productos de primera necesidad, en un país cuyo índice de escasez alcanzó este mes la cifra récord de 26,2%, según el Banco Central de Venezuela.

AGENCIA AFP Y
PEDRO PABLO PEÑALOZA
PARA EL TIEMPO