Archivo

Indignación por caso de conductor borracho de ambulancia

El ministro de Salud afirmó que el hecho es "inaceptable" y que no se puede repetir en el país.

13 de febrero 2014 , 08:47 a.m.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, reaccionó ayer con indignación al caso del conductor de una ambulancia que fue pillado conduciendo ebrio en Pereira cuando transportaba a una paciente a una clínica.

“Es una doble falta. No solamente es un conductor borracho, sino en una ambulancia, es inaceptable. Hago un llamado de cordura a la ciudadanía, esa vaina (sic) no tiene presentación. ¡Por Dios, que nos vaya a dar por eso en el país ahora, porque ahí sí”, afirmó Gaviria en Pereira, donde asistió al Quinto Encuentro Regional, que se realizó en el Eje Cafetero.

La prueba de alcoholemia que le practicaron al conductor arrojó 1,72 grados. Y a diferencia de la mayoría de casos que se han presentado en el país, los agentes de tránsito no se dieron cuenta de que estaba borracho porque protagonizó un accidente, sino porque realizó una maniobra peligrosa, que un conductor en sano juicio no hubiera hecho.

“Puso en riesgo (el conductor) la vida de la paciente que transportaba”, afirmó el Instituto Municipal de Tránsito de Pereira.

Ahora el conductor deberá pagar una multa de 14 millones de pesos, su licencia de conducción le será suspendida por 10 años, el vehículo será inmovilizado por 10 días y deberá realizar 50 horas de trabajo comunitario.

REDACCIÓN PEREIRA