Archivo

'Otorgar medidas a Petro tendría efectos dramáticos para Colombia'

Alejandro Ordóñez está de gira por Washington para hablar con la CIDH sobre el caso del Alcalde.

notitle
12 de febrero 2014 , 09:57 p.m.

Conceder medidas cautelares para frenar la destitución del alcalde Gustavo Petro tendría consecuencias dramáticas para el ordenamiento jurídico colombiano, sostuvo este miércoles el procurador General, Alejandro Ordóñez, al finalizar una reunión con el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Emilio Álvarez.

Ordóñez, de gira por Washington desde este martes, se mostró satisfecho de haber podido aportar elementos de juicio para que la CIDH pueda tomar una decisión basada en una visión integral.

“Es indudable que las medidas, en el entendido que fuese por la ausencia de competencias del Procurador para imponer sanciones, tendrían dramáticas consecuencias para el ordenamiento jurídico colombiano, porque sería generar no solo un fuero de inmunidad sino de impunidad respecto a los funcionarios públicos elegidos popularmente”, dijo Ordóñez tras la cita, que se extendió por casi dos horas.

El funcionario también se refirió a la decisión de un juez administrativo de Bogotá que declaró legal el decreto que reglamentó el nuevo sistema de aseo de la ciudad y que fue usado por la Procuraduría como argumento para destituir al Alcalde.

Ordóñez recordó que el decreto fue solo una de las tres faltas por las que se sancionó al Alcalde. Así mismo, anunció que la decisión será analizada para luego decidir si se interponen los recursos legales correspondientes.

En declaraciones a la prensa tras su encuentro con el Procurador, Álvarez sostuvo que la CIDH seguía monitoreando el caso muy de cerca y que la Comisión se tomaría el tiempo que fuese necesario antes de llegar a una decisión.

Según Álvarez, la situación jurídica que se ha desatado en Colombia frente al caso, es decir las tutelas que fueron falladas a favor del Alcalde y la revisión que actualmente adelante el Consejo de Estado, han modificado los criterios de análisis de la Comisión, que ha evolucionado en consecuencia.

“Es un tema que requiere una enorme atención por la complejidad y en función de eso la Comisión irá monitoreando y siguiendo el tema; no estoy en condiciones de poder decir cuando la comisión tomará una decisión final”, sostuvo el Secretario.

De acuerdo con el secretario Álvarez, durante la reunión le recordó al Procurador que la misma constitución colombiana reconoce la competencia de la CIDH cuyas decisiones, hasta ahora, el estado colombiano ha acatado.

Petro solicitó medidas cautelares ante la CIDH el pasado 28 de octubre para frenar la inminente destitución de la Procuraduría.

Una vez conocida la sentencia de destitución e inhabilidad por 15 años, el Alcalde renovó la solicitud. La CIDH, desde entonces, insiste en que sigue de cerca el proceso pero aún no se ha pronunciado ni a favor ni en contra.

Además, los cálculos cambiaron el mes pasado cuando el Tribunal de Cundinamarca falló varias tutelas a favor de Petro y ordenó la suspensión del proceso de destitución.

El caso está ahora en manos del Consejo de Estado y posteriormente podría pasar a revisión ante la Corte Constitucional.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington