Archivo

Movimiento de voto en blanco toma fuerza en Boyacá

En Boyacá no existe comité promotor, pero el tema se mueve en redes sociales.

notitle
12 de febrero 2014 , 07:44 p.m.

Mientras cerca de 50 candidatos boyacenses al Congreso acaban carros y zapatos recorriendo pueblos y provincias para convencer a los electores, en redes sociales y en el voz a voz, muchos impulsan la propuesta del ‘voto en blanco’.

Según los resultados de la última encuesta realizada por la firma Cifras y Conceptos, solo para las elecciones presidenciales la batuta la llevaba el voto en blanco con un 30 por ciento de posibilidades, relegando al presidente y candidato Juan Manuel Santos a un segundo puesto con cuatro puntos menos.

Sin embargo, el panorama no dista tanto de la realidad de los boyacenses, que ya no toman en serio a los aspirantes y han decidido promover la iniciativa en el departamento.

“En Boyacá se está hablando mucho del tema y el voto en blanco es una decisión que tiene el elector porque no está de acuerdo con ningún candidato ni con las políticas que ofrece”, asegura María Lilia Ustariz, delegada departamental de la Registraduría en Boyacá.

Así las cosas, el ‘voto protesta’ operaría como “un candidato más”, en palabras del Registrador Nacional, un aspirante que por supuesto podría superar en votación a los demás candidatos.

Esa sería entonces la gran amenaza, pues en caso de que obtuviera la mayor votación o que lograra tener la mitad más uno de los votos, sería necesario repetir los comicios.

Lo grave del caso es que, de ser así, quienes se presentaron como candidatos ya no podrían postularse para esa elección y sería necesario convocar a nuevos aspirantes.

Pero si llegara a ganar por segunda vez el voto en blanco, sería el candidato con la mayoría de votos válidos en el certamen electoral el ganador final.

“En el departamento es poco probable que el voto en blanco sea superior y nunca hemos tenido una situación similar”, explica la delegada.

Por eso, alrededor del tema también crecen dudas que le restan credibilidad a la propuesta. Que si los votos en blanco se le suman al candidato con mayor votación o que si se convirtió en un negocio para algunos.

Aunque la Ley orden que se pague la reposición de votos a los promotores del voto en blanco, no sería el caso de Boyacá, pues para la elección de Cámara, Senado y Parlamento Andino no se inscribió ningún comité.

“El nueve y 16 de diciembre que se hicieron las modificaciones de lista y nadie se inscribió”, mencionó Ustariz lo que significaría que aunque existan adeptos de la iniciativa, los electores acudirán a las urnas a votar por los demás candidatos de su predilección.

Carlos Ariel Sánchez, registrador Nacional ha asegurado además que los votos en blanco validos en ningún momento se le sumarán a ningún candidato.

REDACCIÓN BOYACÁ SIETEDÍAS