Archivo

Infecciones, mayor causa de muertes en el centro de Cali

Secretaría de Salud local sobre muertes indica que males del corazón son más frecuentes en el sur.

12 de febrero 2014 , 07:09 p.m.

Los caleños con edades entre los 10 y los 39 años son más propensos a morir por culpa de la violencia que por alguna enfermedad propia de la vejez.

De hecho, más del 80 por ciento de los menores, jóvenes y adultos de este grupo poblacional que murieron en la ciudad, en el último año, murieron baleados.

En el panorama de mortalidad que analiza la secretaría de Salud de Cali, el 58 por ciento de todos las defunciones en la capital del Valle fueron de hombres frente a un 42 por ciento de mujeres. Los reportes de esta dependencia señalan que cada año, en la ciudad, mueren 12 mil personas, siendo los homicidios, la primera causa, seguida por las enfermedades hipertensivas, cerebrovasculares, del aparato respiratorio e isquémicas del corazón.

En el 2013, Cali alcanzó una tasa del 85,6 muertes violentas por cada 100.000 habitantes, como lo alertó el más reciente informe de la Defensoría del Pueblo, doblando la tasa de mortalidad que anualmente se registra por enfermedades.

Según la Defensoría, de los 1.964 homicidios el año pasado (103 más que en el 2012), 809 fueron cometidos bajo la modalidad de sicariato. El 85 por ciento de las víctimas con edades entre 20 y 24 años, conforme con datos de la secretaría de Salud, es derribada por la violencia frente a un 1,1 por ciento por enfermedades cardiovasculares.

Solo después de los 45 años, estas patologías y otras enfermedades como la infecciosas y parasitarias, entre ellas, el sida y la tuberculosis, se empiezan a disparar.

Y aunque los reportes de Salud coinciden con el de las autoridades en que los caleños se mueren más por los disparos, armas cortopunzantes y otras en barrios del nororiente del oriente y alguos de la ladera de la ciudad, las infecciones y los males parasitarios son los responsables de cobrar más vidas en la comuna 3, donde están El Calvario, Sucre y San Pascual, con un 38 por ciento de los muertos en esa céntrica área frente a un 9 por ciento a manos de la criminalidad como ocurre en las comunas del Distrito de Aguablanca (13, 14 y 15) y en la 21.

En el Distrito, entre el 21 y el 26 por ciento murió violentamente. No obstante, el 24 por ciento tuvo problemas cardíacos y un 19 por ciento, tumores. Es en estas zonas donde justamente se concentran las víctimas entre 5 y 49 años, como lo señala Salud Pública de Cali. Esta dependencia indica que el 30 por ciento de las muertes en la comuna 21, en el oriente, fueron provocadas por terceros. Allí el 20 por ciento sufrió enfermedades cardiovasculares; 19 por ciento, tumores malignos; y un 7 por ciento, murió por infecciones y males parasitarios.

Este diagnóstico del oriente contrasta con el de la comuna 22, de Ciudad Jardín y cerca a Pance, donde la gente muere más por males cardiovasculares, con un 42 por ciento. Es la comuna con el más alto índice de esa patología en Cali. Le siguen la 19, con un 35 por ciento de los casos (barrios como El Refugio, El Lido o Santa Isabel) y la 17 (barrios como El Caney, Santa Anita o Quintas de don Simón), con un 27 por ciento. Pero fue en la comuna 17 donde los tumores fueron la principal causa de muerte. En un año murió el 31 por ciento, mientras que el 27 por ciento falleció por fallas del corazón y el 11 por ciento, de manera violenta.

Pero a la secretaría de Salud se sorprende con que en la comuna 18, zona de la ladera, con barrios como Nápoles y Polvorines, la violencia fue superada por los tumores y por las enfermedades cardiovasculares (48 por ciento). Por disparos murió un 18 por ciento.

A la dependencia también le sorprende que los accidentes de tránsito sean un problema de salud pública, debido a que aparece entre las 10 primeras causas de mortalidad en Cali por encima del cáncer de próstata, de hígado, tráquea, bronquios y pulmón, y diabetes. El año pasado, Tránsito arrojó unos 10.000 heridos y 247 muertos.

REDACCIÓN CALI