Archivo

A la cárcel presunto violador que atacaba a sus víctimas en sus casas

Juan Gabriel Amaya, un carpintero de 28 años, llegaba a las viviendas con un antifaz y un cuchillo.

notitle
11 de febrero 2014 , 09:58 p.m.

Cotejos de ADN realizados por el Instituto de Medicina Legal y las denuncias de varias habitantes del barrio Molinos de Usme sirvieron para que la Policía capturara a un presunto violador en el sur de la ciudad.

Se trata de Juan Gabriel Amaya Rincón, un carpintero de 28 años quien, según los investigadores de la Sijín, cubría su rostro al momento de agredir sexualmente a sus víctimas. De ahí su alias: el ‘violador del antifaz’.

Las denuncias de por lo menos seis mujeres corresponden a los últimos tres años. Gracias a los relatos de las afectadas se logró establecer la manera en la que el agresor actuaba. Inicialmente, el carpintero se mostraba como un hombre educado y establecía una relación amistosa con algunas mujeres de su barrio –mayores de 20 años–. De hecho, en algunos casos llegó a tener noviazgos.

Tiempo después analizaba los movimientos de ellas y tan pronto como quedaban solas dentro de sus casas procedía a ingresar a los inmuebles a través de los tejados.

A estas viviendas llegaba con una especie de antifaz y armado de un cuchillo, con el que las intimidaba. Luego de abusar sexualmente de sus víctimas les advertía que si lo denunciaban él regresaría para hacerles daño.

Sin embargo, al menos dos de las mujeres atacadas tuvieron la valentía de reportar los casos y de someterse a los exámenes de Medicina Legal.

Gracias a los estudios del instituto forense se descubrió el ADN del agresor. En este momento están en investigación cuatro episodios más en los que Amaya Rincón tendría responsabilidad.

Con base en todos estos elementos, la Sijín capturó al carpintero que, pese a no aceptar su responsabilidad en los casos denunciados, fue enviado a la cárcel por un juez de control de garantías.

A Amaya le figuran antecedentes por extorsión, acceso carnal violento y daño en bien ajeno.

REDACCIÓN BOGOTÁ