Archivo

Impunidad, enemiga latente de mujeres abusadas / Análisis

Las mujeres víctimas de violencia sexual siguen teniendo miedo de denunciar.

11 de febrero 2014 , 09:33 p.m.

No es Hora de Callar. Esa invitación les hemos venido haciendo a las mujeres desde la Casa Editorial EL TIEMPO desde hace dos años, para que denuncien cualquier acto de violencia.

Sin embargo, el caso de la joven que tuvo que afrontar el acoso sexual de Juan Carlos Espitia Salazar, de 32 años, en el servicio público de TransMilenio en Bogotá, deja un sinsabor sobre la aplicación de la Ley 1257 del 2008 (expedida para garantizar la protección de las mujeres), por parte de todos los entes del Estado.

Ella pidió ayuda, pero nadie se solidarizó y tras la captura por parte de la Policía, Espitia quedó en libertad por haber cometido un delito, según el fiscal del caso, excarcelable (injuria por hecho). Este tipo de hechos deben llevarnos a reflexionar sobre la clase de delitos que se les imputan a estas personas.

Y también deben hacernos pensar si nuestros fiscales están lo suficientemente empapados de los diferentes estudios académicos y científicos sobre los perfiles del abusador. Muchos casos de hombres que padecen cuadros sicológicos de masturbación en público han terminado cometiendo una violación o un acto criminal.

Las mujeres víctimas de violencia sexual (que no solo se debe entender como la violación) siguen teniendo miedo de denunciar, en su gran mayoría (46 por ciento, según estudio de Oxfam), por la falta de aplicación de las leyes. Es decir, impunidad.

JINETH BEDOYA LIMA
Subeditora EL TIEMPO