Archivo

Se prende el debate por las zonas rosa en Barranquilla

Alcaldía busca reubicar comerciantes del centro y ellos piden explicación de la medida.

11 de febrero 2014 , 07:47 p.m.

Polémicas fueron las intervenciones de los concejales y dirigentes gremiales de Barranquilla, en la séptima sesión de estudio del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), celebrada este martes en la mañana.

La mayoría de los comentarios se basaron en las consideraciones que se deben tener en cuenta de cara a la reubicación de la zona rosa que actualmente funciona en el Centro Histórico, y las exigencias de los gremios que resultarían afectados si este cambio se lleva a cabo.

A pesar de que las intervenciones de los concejales fueron positivas con relación a las necesidades de los propietarios y administradores de negocios de diversión, la realidad que el Distrito dispone en el POT y lo que el Ministerio de Cultura propuso en el Plan Especial de Manejo y Protección del Centro Histórico (PEMP), apunta hacia la dirección contraria.

Los planes en mención quieren, entre otras cosas, reubicar dichos negocios en zonas apartadas de la ciudad donde no tengan tanto impacto en la ciudadanía, pero las consideraciones para tomar tal decisión deben ser pensadas con cabeza fría.

Orlando Jiménez, presidente de Undeco, quien también estuvo en la reunión del Concejo, aseguró que son un poco más de 500 los negocios que serían trasladados, causando afecciones a unos 10 mil trabajadores directos. “Si la Alcaldía decide, arbitrariamente, no sé cuántos años y dinero tendría que esperar y pagar, respectivamente, para indemnizar a los comerciantes”, expuso el dirigente.

Jiménez le sugirió a Miguel Vergara, Secretario de Planeación del Distrito, que organizara una reunión con el Ministerio de Cultura, la Alcaldía y las distintas agremiaciones para que se expliquen los pormenores del PEMP, porque hay muchos detalles que se quedan en el aire a la hora de debatirlos. Ante la pretensión el funcionario de la Administración se mostró receptivo y anunció que realizaría un documento con los comerciantes y lo presentaría ante Mincultura, con el fin de modificar el citado plan.

José Raúl Rodríguez, presidente de Asonocturnos, otro de los asistentes al evento, sugirió múltiples zonas rosas para favorecer a la comunidad desde los puntos de vista de movilidad y comodidad. En su intervención pidió, además, que se respetaran los negocios constituidos legalmente en el Centro Histórico, pues pagan sus impuestos como quienes pertenecen a otros sectores del comercio, que también están envueltos en los planes.

La intervención de Lao Herrera, concejal del Distrito, trató sobre los beneficios que también deben gozar los comerciantes, al igual como se les ofrecen a los negociantes del área industrial, quienes el pasado lunes escucharon conceptos favorables de lo que sería su traslado hacia los corredores de Galapa, Juan Mina y la Calle 30.

Daniel Escorcia Lugo
Redactor de EL TIEMPO
Barranquilla