Archivo

Medios de Brasil, de luto por protestas

Santiago Andrade, de 49 años, murió luego de ser herido durante disturbios en Rio de Janeiro.

11 de febrero 2014 , 04:14 p.m.

El camarógrafo Santiago Andrade, herido en una violenta protesta en Río de Janeiro cuando faltan cuatro meses para el Mundial de Fútbol, falleció el lunes por la noche y será cremado el jueves.

El pasado 6 de febrero, Andrade, de la red de televisión Band, cayó gravemente herido por el impacto de un fuego artificial en la cabeza cuando grababa los disturbios entre la policía y los manifestantes que protestaban por el aumento del precio del transporte público.

Las imágenes de Andrade mientras cae entre chispas, y el fatal desenlace son ya un punto de inflexión en las protestas. Para empezar, por la indignación de los medios de comunicación, palpable en el homenaje que le rindieron sus compañeros periodistas el lunes en el mismo lugar donde lo hirieron.

Justamente, a la hora en que ocurrió el hecho se iniciaba la enésima manifestación desde que se supo, hace dos semanas, que el bus subiría 9 por ciento, de 2,75 a 3 reales (de 1,15 a 1,25 dólares). En la marcha se repitieron las consignas ‘Si la tarifa sube, Brasil para’, o ‘Fifa, paga mi tarifa’.

Pero por primera vez en muchas semanas la protesta no terminó en violencia, según varios asistentes por precaución ante la presión policial y mediática desde el ataque contra Andrade.

La policía busca al autor del disparo

(EFE). La Policía ya identificó al sospechoso de lanzar la bengala, un manifestante de 23 años, y difundió su foto. El joven está prófugo, pero si es hallado y declarado culpable puede ser condenado a hasta 35 años de cárcel por homicidio doloso calificado.

Fabio Raposo, un manifestante de 22 años detenido el domingo por haber tenido en sus manos la bengala que hirió al camarógrafo, fue quien identificó en una fotografía al presunto autor del disparo, a cambio de una reducción de su pena, precisó el lunes el comisario de la Policía Civil Mauricio Luciano.

"Soy Vanessa Andrade, tengo 29 años y acabo de perder a mi padre", escribió el lunes una de las hijas del camarógrafo, que también es periodista, en una emotiva carta abierta que recorrió las redes sociales y que ocupa este martes toda la portada del diario popular O Dia.

"Me enseñó muchos valores. Las personas que venimos de familia humilde necesitamos demostrar dos veces a qué vinimos (...). Esta noche la pasé en el hospital despidiéndome. Solo él y yo. Apoyada en su hombro, tuvimos tiempo de conversar sobre muchas cosas, pedí perdón por mis fallas y prometí seguir con la cabeza erguida y cuidar a mi madre y a mis abuelos. Él estaba sereno. Éramos solo nosotros dos, padre e hija, en la despedida más linda que yo podía tener. Y él también se despidió", escribió.

Las masivas protestas durante la Copa Confederaciones de la FIFA, en junio pasado, comenzaron como un rechazo al aumento del pasaje de transporte urbano, pero se extendieron rápidamente a la lucha contra la corrupción y contra el inmenso gasto público para el Mundial-2014 en lugar de inversiones para mejorar los deficientes servicios públicos.

Aunque desde junio las protestas han caído en intensidad, también se han radicalizado. Según la Asociación Brasileña de Periodismo (Abraji), este año tres periodistas resultaron heridos en estas manifestaciones.

En 2013, fueron 114 en todo el país, incluido un fotógrafo de la AFP, que recibió un bastonazo de un policía en la cabeza. Durante las protestas de junio, que llegaron a reunir a más de un millón de personas, murieron cinco personas.

ARTURO LEZCANO*
Para EL TIEMPO
Río de Janeiro.

*Con información de EFE