Archivo

La mayoría de estadounidenses quiere normalizar relación con Cuba

Así lo concluye una encuesta del Consejo Atlántico y presentada en Washington.

notitle
11 de febrero 2014 , 10:38 a.m.

Una mayoría de estadounidenses, incluso en el estado de la Florida, estaría a favor de normalizar las relaciones Cuba. Esa es la gran conclusión a la que llega una encuesta nacional realizada por el centro de pensamiento Consejo Atlántico y presentado hoy en Washington.

De acuerdo con el sondeo, el 56 por ciento del país cree que ha llegado el momento, tras más de 50 años de embargo y tensas relaciones, de que ambos países trances sus diferencias.

Quizá lo más relevante de la encuesta fue los resultados que arrojó en la Florida, un estado que siempre se ha identificado con el anticastrismo y uno de los que más ha pesado a la hora de frenar posibles cambios en la política de EE. UU. hacia la isla.

Según el sondeo, en este estado un 63 por ciento de los estadounidenses (7 puntos por encima de la media nacional) está de acuerdo con la normalización. Un 66 por ciento de los residentes en esta estado, además, opina que se debe eliminar de inmediato las restricciones de los viajes a la isla y proponen más apertura comercial con la isla.

Entre los latinos del Estado, comunidad supuestamente dominada por los anticastristas en exilio, un 62 por ciento favorece el cambio de política. El dato es bien interesante pues confirma el profundo cambio que se ha presentado en el estado del sol en donde los ciudadanos de origen cubano ya estarían en minoría.

Otro dato muy relevante del estudio es que los republicanos, un partido que históricamente ha defendido la mano dura contra el régimen comunista de la isla, también parecen favorecer el cambio. En la encuesta, un 52 por ciento de ellos dice que ha llegado la hora de cambiar de aproximación.

El 61 por ciento, además, considera que Cuba no pertenece a la lista de organizaciones terroristas, según lo determinado por el departamento de Estado.

El Consejo Atlántico es uno de los centros de pensamientos más prestigiosos de la ciudad y se identifica como bipartidista.

Aunque los resultados del sondeo apuntan al cambio, los mismos encuestados se dividen cuando se les menciona el récord en Derechos Humanos de los hermanos Castro. Un 50 por ciento cree, todavía, que es necesario mantener políticas encaminadas a asfixiar al régimen.

A la presentación del informe asistieron dos senadores, uno republicano y otro demócrata, que respaldaron con vigor los resultados.

De acuerdo con Jeff Flake, senador por el estado de Arizona, durante años ha escuchado de la misma Casa Blanca que la política hacia Cuba no puede cambiar por la oposición en la Florida y su peso en las elecciones presidenciales.

“Pues bien. Acá está la respuesta. Un gran mayoría en este estado piensa todo lo contrario. Así como pudimos normalizar hace 20 años nuestra relación con Vietnam, podemos hacer los mismo con Cuba”, sostuvo Flake.

Para Patrick Leahy, senador demócrata por el Estado de Vermont, el resultado de la encuesta es muy importante pues el es pueblo, como constituyente primario, el que está pidiendo el cambio.

“Todos deseamos una Cuba libre y democrática. Pero la pregunta es cómo llegamos a eso. Lo que es ilógico es insistir en una política que no chances éxito ni ahora ni hace 50 años. El único resultado del embargo es que se puede culpar a EE.UU. de todo lo que pasa y por eso se han mantenido los Castro en el poder”, dijo Leahy.

Para los autores del reporte, la normalización no solo tiene sentido en términos prácticos sino que allanaría el camino de las relaciones con América Latina, donde el tema de Cuba genera tensiones en la región. El evento también contó con la presencia de Paul Begala y Alex Castellanos, dos de los analistas estrellas de la cadena CNN.

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON