Archivo

Rockets se acerca a Spurs en la División Suroeste de la NBA

Por su parte, Pacers consolidó su mejor marca con el triunfo 80-119 contra Nuggets.

notitle
11 de febrero 2014 , 08:38 a.m.

Rockets de Houston mantuvo su racha ganadora, que combinada con la derrota sufrida por Spurs de San Antonio da mayor emoción a la lucha por el liderato de la División Suroeste. Mientras, Pacers de Indiana no cede en la defensa de la mejor marca de la liga y volviÓ a dominar y a ganar fácilmente en su campo.

El pívot Dwight Howard reivindicó su condición de mejor número cinco que hay actualmente en la NBA y lo hizo al aportar un doble-doble de 18 puntos y 15 rebotes, más tres tapones, que permitieron a Rockets ganar a domicilio 89-107 a Timberwolves de Minnesota.

Además también tuvo su mejor toque de muñeca desde la línea de personal al anotar 4 de 5 tiros, su verdadera asignatura pendiente, que espera superar en un futuro próximo. La labor de Howard tuvo mayor valor en el cuarto periodo, cuando Rockets rompió definitivamente el marcador a su favor y consiguió el sexto triunfo consecutivo, que unido a la derrota sufrida por Spurs contra Pistons de Detroit (100-109) recorta a dos juegos la desventaja en la lucha por el liderato.

Rockets, que ha ganado 8 de los últimos 10 partidos, tiene marca de 35-17, por 37-15 que posee Spurs, que ha repartido triunfos (5-5). Si Howard dominó en el juego bajo los aros, el alero Chandler Parson fue el líder del ataque de Rockets al conseguir 20 puntos y encabezar la lista de los cinco titulares de Rockets que tuvieron números de dos dígitos.

De nuevo el ala-pivote Kevin Love, que volvió con el equipo tras perderse el partido del pasado sábado al sufrir una contusión en el cuádriceps izquierdo, lideró a Timberwolves al conseguir un doble-doble de 31 puntos y 10 rebotes, que no impidió la cuarta derrota consecutiva de su equipo.

El despido el pasado domingo de Maurice Cheeks como entrenador de Pistons hizo que el equipo respondiese con un triunfo importante frente a Spurs. La victoria fue la primera que consiguió John Loyer, el entrenador asistente, que de forma interina se hizo cargo del grupo.

El base Brandon Jennings aportó 21 puntos y encabezó el ataque de Pistons, que tuvo a seis jugadores con números de dos dígitos, incluidos los cinco titulares. Spurs no tuvo consistencia en su juego ni tampoco hizo la mejor defensa, factores que le costaron la derrota, porque el tiempo se le acabó antes de que consumara su intento de remontada. El escolta italiano Marco Belinelli, que salió de reserva, fue el sexto jugador y máximo encestador de Spurs al aportar 20 puntos, incluidos 4 de 8 triples.

Pacers dio toda una exhibición de juego de equipo, sin respuesta por parte del diezmado’ Nuggets de Denver, que perdió 80-119 y sufrió la peor derrota en lo que va de temporada. El ala-pivote David West consiguió 25 puntos y encabezó una lista de seis jugadores que tuvieron números de dos dígitos, incluido el ala-pivote argentino reserva Luis Scola, que llegó a los 11 tantos y fue el sexto hombre del equipo. La victoria permitió a Pacers (40-11) romper racha de cinco derrotas consecutivas contra Nuggets.

El base Kyle Lowry se encargó de dirigir el ataque de Raptors de Toronto, que consolidó su liderato en la División Atlántico al vencer 108-101 a Pelicans de Nueva Orleans. Lowry aportó un doble-doble de 19 puntos y 12 asistencias que lo dejaron como el jugador más completo del equipo, pero el escolta DeMar DeRozan fue el líder del ataque al conseguir 22 puntos, los mismos que alcanzó el ala-pivote Patrick Robinson, que se ha ganado la titularidad.

Partido para el olvido el que volvió a protagonizar Sixers de Filadelfia, esta vez en su visita a casa de Warriors de Golden State, que le ganó por paliza de 123-80. El ala-pivote reserva Marreese Speights ante la falta de juego defensivo de Sixers se convirtió en el líder del ataque de Warriors al conseguir 32 puntos, su mejor marca como profesional, con 12 de 15 tiros de campo, incluido un triple en dos intentos y 7 de 8 desde la línea de personal.

La superioridad de Warriors se dio de principio a fin del partido y su único fallo fue que no pudo superar la ventaja de los 45 puntos de diferencia que la noche anterior tuvo Los Ángeles Clippers, cuando se enfrentó a Sixers en el Staples Center.

EFE