Archivo

Mindefensa responderá preguntas sobre funcionamiento de 'Andrómeda'

El CTI realizó una inspección judicial a sede de inteligencia militar del Ejército en Facatativá.

notitle
10 de febrero 2014 , 08:49 p.m.

Unidades del CTI de la Fiscalía realizaron el lunes una inspección judicial en uno de los lugares más custodiados del país y en donde reposan datos claves para la seguridad nacional: la sede de la Central de Inteligencia Técnica del Ejército (Citec), situada en Facatativá (Cundinamarca).

En una operación sin antecedentes, una fiscal delegada ante el CTI ordenó a los investigadores pedir información sobre la línea de mando de la Citec y las órdenes que dieron vida a la fachada ‘Andrómeda’, usada por los militares para hacer inteligencia técnica desde un local del sector comercial de Galerías, en Bogotá.

Igualmente, la Fiscalía busca establecer si en esa unidad militar permanecían los uniformados que hacían parte de la operación de inteligencia y que, incluso, según versiones de investigadores, se habrían refugiado allí por varios días luego del allanamiento de Buggly Hacker.

Fuentes del ente acusador señalaron que se pidió al Ministerio de Defensa entregar la información sobre los gastos reservados destinados a la fachada y los documentos que permitieron que la central funcionara por más de un año.

La diligencia, que tardó menos de una hora, se realizó en la oficina administrativa de la Citec, cuyo director es el general Jorge Andrés Zuluaga, que fue retirado de su cargo la semana pasada mientras avanza la investigación por las supuestas irregularidades en la fachada.

El Gobierno reiteró el lunes que las fachadas de inteligencia militar son legales y que están consagradas en la ley de inteligencia. Así lo confirmó el abogado Germán Arenas, asesor en temas de inteligencia del Ministerio de Defensa. “Lo que se hace en esas fachadas son monitoreos que se realizan de manera general, al azar y en forma aleatoria, que no requiere orden judicial”, señaló.

Esa tesis será la base de las explicaciones que el Ministerio de Defensa y la cúpula militar darán mañana en el Congreso, a donde fueron citados para responder 64 preguntas sobre el funcionamiento de ‘Andrómeda’.

Caso de las coordenadas

El lunes se conoció que la justicia penal militar cerró la investigación por la filtración de las coordenadas del sitio del que saldrían varios de los negociadores con destino a La Habana y que fueron reveladas por el expresidente Álvaro Uribe.

Los investigadores no hallaron el origen de una cadena de correos que involucró a por lo menos 230 personas.

La filtración generó polémica luego de que el expresidente publicara en su cuenta de Twitter el mapa donde se detendrían operaciones militares en el Meta para garantizar la salida del país de una comisión de las Farc que hoy participa en los diálogos de paz de La Habana.

REDACCIÓN JUSTICIA