Archivo

Por robo de tierras, capturan a miembros del Fondo Ganadero de Córdoba

Benito Osorio Villadiego, exgerente del Fondo, prendió el ventilador.

10 de febrero 2014 , 10:29 a.m.

En la mañana de este lunes fueron capturados por la Dijín de la Policía varios integrantes del Fondo Ganadero de Córdoba por irregularidades en la compra de tierras a campesinos, en alianza con miembros de autodefensas.

Entre los detenidos figura Benito Molina Velarde, de nacionalidad mexicano, accionista mayoritario y miembro de la Junta Directiva del Fondo Ganadero de Córdoba y uno de los hombres más poderosos de Montería. También aparecen Carmelo Esquivia, abogado; Carlos Sotomayor, actual gerente del Fondo Ganadero de Córdoba; Miguel Puche Yáñez, notario de Montería, y Orlando Fuentes.

Estas cinco personas deberán responder por los delitos de concierto para delinquir, desaparición forzada, testaferrato y falsedad en documento público. Para realizar las capturas, las autoridades acordonaron casi en su totalidad el barrio El Recreo de Montería.

El motor de las capturas son las explosivas declaraciones de Benito Osorio Villadiego, exgerente del Fondo Ganadero y recordado porque el expresidente Álvaro Uribe lo nombró gobernador encargado de Córdoba y tuvo que renunciar cuando la prensa mostró sus nexos con Salvatore Mancuso.

Osorio, que está negociando con la justicia para convertirse en testigo de la Fiscalía, dice que Sor Teresa Gómez, la cuñada de los Castaño y pieza clave en el despojo de tierras en Córdoba y Urabá, fue una empleada del Fondo Ganadero de Córdoba, uno de los más poderosos del país, y que los directivos de esa entidad conocían el origen espúreo de las propiedades que estaban comprando.

"Dicha compra era un compromiso de Benito Molina (presidente de la Junta Directiva, también capturado) y Vicente Castaño (...) Se perseguía dar visos de legalidad a las tierras de dominio y control de las autodefensas", dijo Osorio.

El ganadero habló de reuniones del Fondo en campamentos de las Autodefensas lideradas por Carlos Castaño y hasta del establecimiento de una base 'para' en una de las fincas del Fondo Ganadero, con pleno conocimiento de su Junta Directiva.

Uno de los capturados, el notario Miguel Puche Yáñez, es considerado en la investigación como uno de los servidores del Estado que más intervinieron en el plan para legalizar tierras despojadas.

Así robaron tierras las Auc

Varios dirigentes de la clase política de Córdoba están en la mira de la Fiscalía porque se asociaron con integrantes de las autodefensas para despojar a los campesinos de sus tierras.

A mediados de los 90, el Incoder adjudicó cerca de 3.000 hectáreas de los baldíos de la Nación en Turbo (Antioquia), de donde salieron, en medio de amenazas y seis asesinatos, a 18 familias campesinas. La mayoría de esas tierras, en la vereda de Tulapa, terminaron a nombre del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso.

La estrategia criminal

Con presiones, amenazas, homicidios, torturas y desapariciones, los ‘paras’ obligaban a la transferencia de bienes. Pagaban menos del valor real.

Después de que las personas perdían la titularidad de un inmueble, producto del conflicto armado, un tercero iniciaba los procesos de pertenencia.

La Fiscalía y la Comisión de Reparación han documentado centenares de casos en los que hubo falsos contratos de compraventa.

Al desplazar a los campesinos, obligaban al incumplimiento de los compromisos que tenían en las tierras adjudicadas por el Incoder.

'Hay un grupo antirrestitución': Carmen Palencia

Poco después de conocer la noticia, Carmen Palencia, candidata a la Cámara por Antioquia, afirmó que hay un grupo antirrestitución de tierras y denunció que el Estado sigue sin actuar contra esos grupos ilegales que "hacen posesión ilegal de esas tierras y que amenazan a quienes nos movemos alrededor de esas familias campesinas". La lider antioqueña también denunció la presencia de un grupo antirrestitución de tierras que son los financiadores de los sicarios.

REDACCIÓN JUSTICIA