Archivo

Distrito pagó 26.360 millones de pesos en demandas en el 2013

Secretaría de Educación y Planeación, las que más dinero desembolsaron por sentencias en su contra.

09 de febrero 2014 , 08:20 p.m.

Ligia López* no sintió cuando la grúa del Fondo de Educación y Seguridad Vial (Fondatt) le fracturó la cadera. Únicamente recuerda que, de un momento a otro, el vehículo estaba sobre ella y que solo unos habitantes de calle le tendieron la ayudaron.

El dolor vino después, cuando la llevaron al hospital de la Policía, cuando inició su lenta (y nunca completa) recuperación, cuando le sobrevienen los ataques de osteomelitis que aún le hacen doler hasta la médula de sus huesos.

Sucedió el 2 de septiembre de 1998, pero pasaron dos años para que se animara a demandar al Distrito, justo antes de que se venciera el plazo para que la ley le permitiera reclamar sus derechos. “No pude antes, me la pasé en terapias y diligencias”, explicó.

Según cifras de la Secretaría General, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del 2013, se pagaron más de 26.360 millones de pesos a las víctimas del Distrito, provenientes de 37 entidades.

Ligia necesitó 15 años de lucha jurídica contra el Fondatt y la antigua Secretaría de Tránsito y Transporte para que reconocieran la imprudencia del conductor de la grúa que, por echar reversa sobre un andén, la dejó con un 18,5 por ciento de discapacidad.

De hecho, la velocidad de las decisiones judiciales es tan paquidérmica que entidades que ya desaparecieron, como la empresa Distrital de Servicios Públicos (Edis), el Fondatt, y el Departamento Administrativo del Medio Ambiente (Dama), aún están saldando deudas con sus víctimas.

Solo el Fondatt, entidad que está en proceso de liquidación, pagó 765 millones de pesos el año pasado por sentencias falladas en su contra. En la lista también figuran el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) con casi 372 millones y la Personaría de Bogotá con 329 millones. Juntos, los hospitales de Bosa, Usaquén, Kennedy, La Victoria San Cristóbal y Santa Clara desembolsaron 1.192 millones.

El abogado de Ligia López, Álvaro Cely, lamentó los años de sufrimiento de su cliente: perdió uno de sus dos empleos y la posibilidad de comprar un apartamento para su familia, a la que mantenía en ese entonces. “Si tan solo hubieran negociado desde el principio, no le habrían dado tantos años de desgaste”, dijo.

* Nombre cambiado a solicitud de la víctima.

REDACCIÓN BOGOTÁ