Archivo

Contrapunteo por los 'elefantes blancos' en Cali

El estado de varias obras son cuestionados por la Controláría municipal.

09 de febrero 2014 , 10:03 a.m.

Los investigadores de la Contraloría no le encontraron vías de acceso a un centro de acopio para recuperar residuos sólidos, al lado de la plamta de Puerto Mallarino, en el oriente de Cali.

La obra, que fue recibida por el Dagma el 28 de octubre de 2011, está en la parte interna de un lote Emcali, en zona inmediata a la disposición final de lodos del servicio de alcantarillado, frente a un canal de aguas lluvias y residuales, y a 183 metros del reservorio de agua potable. Allí se invirtieron 987 millones de pesos, dice el contralor Gilberto Hernán Zapata.

Martha Cecilia Landazábal, directora del Dagma, respondió que con el centro de acopio “no hemos empezado porque estamos legalizando el predio, para poder invertir y realizar el trabajo junto a los recicladores organizados de la ciudad. Estamos en eso, sí hay proyecto allá y no se ha podido poner a funcionar, pero eso no quiere decir que no se vaya a usar”.

La Contraloría pone ese proyecto en una lista de ‘elefantes blancos’ porque no tiene ruta de acceso, a lo que Landazábal responde que “es mentira, el predio sí tiene entradas”.

El ente de control también critica que no se ha iniciado la estación de transferencia de escombros en el mismo Puerto Mallarino. Se destinaron 649 millones. El Dagma informó que el dinero se invirtió en una estación temporal, en la carrera 50 con Simón Bolívar y opera bien.

“Lo que se invirtió en la 50 viene funcionando bastante bien y estamos invirtiendo en su mantenimiento y actividad. Inicialmente, iba a quedar al lado de Puerto Mallarino, pero por temas de planeación ese ya no será el sitio, los recursos irán a otros dos puntos que por el momento no podemos decir”, manifestó Landazábal, quien anotó que “no se ha desperdiciado un solo peso de la ciudad”. Por ahora se espera la legalización de algunos predios para que estas obras de 3 y 5 años inicien su funcionamiento.

Mientras tanto, la Contraloría recibió una llamada desde el corregimiento de La Leonera, con alerta sobre el abandono del Centro participativo para el desarrollo turístico y cultural del corregimiento desde 2006.

La última fase se contrató en el 2008 y se culminó en 2009. Las obras, por 436 millones de pesos, están entre maleza e invasión de especies vegetales propias de la ladera. No presta bienes y servicios sociales en función comunitaria ni cultural.

El caso está en proceso de responsabilidad fiscal.

REDACCIÓN CALI