Archivo

Radiografía para salvar la escuela Juan XXIII

Esta edificación, declarada en el 2005 como bien de interés cultural, tiene problemas en sus vigas.

09 de febrero 2014 , 09:27 a.m.

Para el especialista en derecho urbano, Óscar David Acosta, miembro del Plan de Manejo y Protección (PEMP) de la Institución Educativa Juan XXIII en Manizales, lo que tienen en común los bienes de interés cultural nacional en Colombia “es que todos están deteriorados, no hay recursos para intervenirlos y que su rescate solamente puede provenir de una decisión política definitiva y la unión del sector público con el privado”.

Acosta estuvo ayer en Manizales para socializar, junto con un grupo de expertos, el plan que busca hacer un diagnóstico real de dicha edificación, declarada en el 2005 como bien de interés cultural y que hasta el 2010 funcionó como colegio, pero desde ese año está en desuso por sus serios problemas estructurales.

El encuentro, que se realizó en la Alcaldía Municipal con presencia de delegados del Ministerio de Cultura, concejales, académicos y la comunidad en general, es uno de los primeros pasos que se da tras la sentencia, en el 2011, del juzgado tercero del circuito administrativo de Manizales, que ordena al Ministerio de Cultura y a la Alcaldía la realización del PEMP y la conservación del inmueble, además de su destinación a fines culturales.

La Secretaría de Obras Públicas advirtió que la edificación, construida en madera y bahareque, tiene soportes viejos, vigas consumidas por el comején y humedades que deterioraron escaleras, paredes y techos, sumado al musgo que creció en el parqueadero.

A pesar de que en el 2012 se hizo una intervención de primeros auxilios, que costó 250 millones de pesos, esto solo alcanzó para un mantenimiento general, pues para su recuperación, según el secretario de Planeación, José Fernando Olarte, “se necesitan unos cinco o seis mil millones de pesos, dependiendo de lo que se apruebe, antes, no puede ser intervenido”.

Desde la Secretaría de Cultura de la Gobernación de Caldas, la propuesta es construir el ‘Centro Cultural de Caldas y Manizales’, que tendría talleres de artes plásticas y carpintería, gimnasio, salas de internet, oficinas y un museo.

El diagnóstico final, que contempla factores estéticos, históricos, técnicos y financieros, estaría listo en dos meses, de ahí se presentará un proyecto al Consejo Nacional de Patrimonio Cultural y, si lo aprueba el Ministerio de Cultura, podrá registrarse en el folio de matrícula inmobiliaria de la escuela para comenzar el proyecto.

Mónica Arango Arango
Corresponsal de EL TIEMPO
Manizales