Archivo

Los retos de Satya Nadella, el nuevo CEO de Microsoft

Tiene 46 años y llega a ese cargo en la empresa con el objetivo de convertirla en la más innovadora.

notitle
08 de febrero 2014 , 08:02 p.m.

El nuevo consejero delegado (o CEO) de Microsoft, Satya Nadella, es conocido en el sector como un hombre de espíritu innovador y de un gran apetito por el conocimiento. Su desafío en la compañía será orientar a la tecnológica de Redmond en una era marcada por los móviles, los enormes volúmenes de datos, la nube y los servicios. Con él, la firma busca convertirse en líder en innovación, luego de años de estar tras la estela de otras compañías en varios segmentos. (Vea en imágenes: Satya Nadella, el nuevo CEO de Microsoft).

Nadella fue elegido como el sucesor de Steve Ballmer y tercer CEO de Microsoft, la empresa que ha dominado el ramo de los sistemas operativos desde hace 38 años. El nuevo presidente de la compañía de software más relevante de la industria concedió una entrevista a uno de sus empleados y dejó claro que el mayor desafío de su gestión será “remover implacablemente los obstáculos que estén impidiendo innovar”. En el perfil publicado por Microsoft, define su personalidad y el enfoque que tendrá su gestión con una frase: “Nuestra industria no respeta la tradición, solo la innovación”. “Llevaremos nuestro enfoque en innovación más allá”, asegura el ejecutivo en la entrevista y advierte que “contamos con la mejor plataforma para cambiar el mundo”.

Nadella sabe que su misión es darle un nuevo enfoque al gigante del software. La percepción de algunos analistas es que Microsoft se ha quedado estancada en el pasado. Philip Letts, CEO de Blur Group, en entrevista a The Independent, corrobora esa percepción diciendo que Microsoft se asemeja al IBM de los noventa: “Era un gigante cada vez menos relevante en ese entonces. Microsoft está ahora en esa misma posición”, dijo.

El problema de Microsoft es evidente: aunque domina el 90 por ciento del mercado de computadores de escritorio, cuenta con una participación minoritaria en móviles, que no supera el 5 por ciento de la torta en Estados Unidos, según el último estudio de Kantar Worldpanel. Las cifras de Windows 8 tampoco han terminado de convencer.

Un año y medio después de su lanzamiento, acapara el 10 por ciento del mercado, sumando la participación de Windows 8 y 8.1, según NetMarketShare.

Nadella tendrá que impulsar, además, a Nokia, empresa adquirida por Microsoft en septiembre; a la Xbox One, su última consola de videojuegos; a Bing, su buscador, y a la línea de tabletas Surface, cuyos resultados no son los esperados.

La firma fundada por Bill Gates debe ahora escalar posiciones en el segmento de la nube, donde empresas como Google, IBM, Amazon y SAP han ganado mucho terreno.

Antecedentes de Nadella

Bajo el liderazgo de Satya Nadella, la división de servidores de Microsoft subió sus ingresos en un 9 por ciento, a 20.300 millones de dólares. Concluyó el año como el área con mejor rendimiento, según ‘The Economist’. “La gente que ha trabajado con Nadella afirma que su gran activo radica en su estilo afable y colaborador. Su profundo conocimiento del área técnica podría ayudar a retener ingenieros y programadores claves que normalmente se van cuando hay cambios significativos en la cúpula”, dice ‘The Wall Street Journal’.

ÉDGAR LEONARDO MEDINA
Redactor EL TIEMPO