Archivo

Le falta pecado al video de Shakira / Sexo con Esther

De ahí a calificarlo como una apología al lesbianismo, sí que hay una brecha gigantesca.

08 de febrero 2014 , 05:22 p.m.

¿Inmoral? ¿A quién se le ocurre decir que el video de Shakira y Rihanna es inmoral? Un político, quizás en busca de atención, no solo lanzó estos días semejante juicio, sino que pidió vetar su difusión.

Pero para contrariedad del mencionado quejoso, el efecto logrado fue el contrario: muchos, y me incluyo entre ellos, corrieron a buscar la dichosa pieza en internet para darle una mirada con ojo clínico.

Escuché a uno de esos observadores decir, no sin sorna, que el tal video era en realidad tan sexy y provocador, que solo después de verlo muchas veces hasta se animó a ponerle cuidado a lo que este par de artistas estaban cantando. (Lea también: 'Shakira es la mujer viva más sexi ': Rihanna).

Me parece que ni el tal político ni el voyeur apresurado tienen razón. Para el punto que han dejado otras artistas como Madonna, Lady Gaga y Miley Cirus, el video de la colombiana y la barbadense me pareció soso, con apenas una venial insinuación erótica.

Pero de ahí a calificarlo como una apología al lesbianismo, al tabaquismo y al desorden total, sí que hay una brecha gigantesca.

La discusión ni siquiera vale la pena en una época en que los artistas, eso está demostrado, utilizan el sexo para vender su imagen y sus productos.

Si dejáramos a un lado la mojigatería, la falsa moral y el fatuo pudor, algo tan normal y natural como las relaciones homosexuales, y en este caso las lésbicas, no serían objeto de escándalo y, por lo tanto, una herramienta de promoción.

Y ahora que no nos vengan con eso de que los niños se van a perder irremediablemente en una senda de pecado y perdición por ver un video que no pasa de estar bien hecho.

Si les preocupa tanto, ¿por qué no aprovechan los pacatos para ilustrar y educar a partir de eso? Porque, seamos honestos: la propuesta de vetarlo no solo es tonta, sino irreal. A ver quién logra, en un mundo con mil millones de celulares y acceso a la web por todas partes, que por lo menos una persona venza la curiosidad de ver el video de un par de artistas de moda. ¡Na-die!

Que quede claro que no se trata de hacer una apología de la pornografía, el mal gusto, la chabacanería y de la grotesca puesta en escena de tanto videíllo que se la juega a ganar audiencias a punta de escenas de cama.

Nada de eso. Solo quiero protestar contra todo aquel que usa o que condena cualquier manifestación sexual para ponerse a sonar. Seguro no tienen con qué más. Hasta luego.