Archivo

Un partido es urgente... (Opinión)

notitle
07 de febrero 2014 , 08:50 p.m.

Nunca como antes se había querido que Colombia jugara un partido amistoso. La actuación de Víctor Ibarbo en la última fecha Fifa y el desempeño de Adrián Ramos con Hertha de Berlín son dos puertas que están ajustadas y los colombianos quieren abrirlas para saber si son de salida o, por el contrario, abren un regreso al laberinto.

Se dice que José Pékerman y su cuerpo técnico tienen un estudio en el que se comprueba que en marzo y abril se lesionan con mayor facilidad los jugadores por disputarse la recta final de la temporada. Siendo así, ¿las restantes 31 selecciones son las equivocadas?

Con la lesión de Falcao se intensificó el deseo de ver de nuevo a la Selección. Jackson Martínez, Carlos Bacca y Luis Fernando Muriel, entre otros, son hombres que no solo el país, sino ellos mismos quieren ver si están en la capacidad de reemplazar al goleador en caso de que no llegue al Mundial.

Ibarbo como volante o delantero, Ramos de ‘9’, 'Teo' y Bacca juntos, Jackson por Falcao son algunas de las cartas que se quieren ver barajadas en el campo de juego.

Si no se consigue rival, se habla de un microciclo en España, ese mismo que fue satanizado en épocas de otros entrenadores.

El trabajo del seleccionador no puede basarse en llamadas y conversaciones por Skype, Face Time o cualquier otro medio. El verdadero trabajo, y por el cual será evaluado el cuerpo técnico, es en la cancha y para eso se deben reunir los jugadores y seguir estableciendo una idea de juego, que faltó en varios partidos de la Eliminatoria, pero que contra Bélgica y Holanda generó alguna ilusión.

Quizá un mal resultado será el temor del cuerpo técnico; puede ser. Pero ahora lo importante no es si se ganó o se perdió. Es encontrar un buen funcionamiento y saber si los nombres que están en la lista de espera son los ideales para figurar en la convocatoria de 23 jugadores.

ANDRÉS FELIPE VIVEROS
Redactor EL TIEMPO