Archivo

Gobierno abre los ojos ante amenazas de ciberataques

Presidente Santos anunció una comisión especial para reforzar la seguridad cibernética en el país.

notitle
07 de febrero 2014 , 08:19 p.m.

Ante el escándalo por el supuesto ‘hackeo’ militar a miembros del Gobierno, personalidades y hasta los sistemas de información de organismos del Estado, el presidente Juan Manuel Santos anunció la creación de una comisión que refuerce la seguridad cibernética.

En San Agustín (Huila), Santos aseguró que en este tema Colombia está en “pañales”. La comisión estará conformada por los ministerios de Justicia, de Defensa y de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), que deberán plantear propuestas.

“Hoy en día un ataque cibernético produce más daño que un ataque con bombarderos tradicionales. Inclusive, el concepto de la intervención a un teléfono, la intervención telefónica, eso ya está obsoleto, eso es un concepto del siglo pasado”, dijo el Presidente.

En su intervención, se refirió de nuevo al escándalo del supuesto ‘hackeo’ para reiterar el valor de la inteligencia lícita para desmantelar organizaciones criminales. Señaló que la inteligencia que se hacía en la oficina fachada, conocida como Buggly, en Bogotá, “es un granito de arena dentro de un fenómeno que se está presentando a nivel mundial”.

“Lo que ahora denominan la ciberguerra, la ciberofensiva o la ciberdefensiva no es nada diferente a aprender a defenderse de unos nuevos enemigos que están por todos lados (...). Están utilizando esa tecnología, tecnología que está a disposición de todo el mundo”, dijo Santos.

Según explicó, el objetivo de la nueva comisión tendrá la misión de integrar el trabajo que en Policía, las Fuerzas Militares y el MinTIC vienen haciendo sobre ciberseguridad.

Precisamente, en cabeza del MinTIC se habían creado el año pasado, mediante un Conpes, tres programas: el primero dedicado a la prevención de delitos informáticos en la ciudadanía; otro enfocado en reducir los riesgos de seguridad digital en entidades del Estado y un tercer dedicado a revisar los temas de ciberseguridad nacional, en la defensa de amenazas informáticas externas.

La empresa de seguridad informática Norton reveló en octubre pasado que seis millones de colombianos fueron víctimas de delitos informáticos en un periodo de 12 meses, con pérdidas económicas superiores a los 873.000 millones de pesos.

Solo hasta el año pasado, el Ministerio de Defensa creó un grupo élite para evitar ciberataques y destinó 10.500 millones pesos de presupuesto para su financiamiento. Este ‘comando’ lo conforman 150 miembros de la Policía y de las Fuerzas Militares que se dedican a vigilar la plataforma informática del Estado.

Aun así, recientemente sitios web oficiales, como los de la Procuraduría y la Alcaldía de Bogotá, fueron vulnerables ante sabotajes. En su momento, la página de la Registraduría Nacional también fue centro de ataques en plenas elecciones de Congreso en el año 2010.

‘Es falso que sea un analista del Ejército’

Enrique Ramírez Angarita, una de las personas que apareció en imágenes tomadas en la fachada de inteligencia del Ejército que al parecer hizo ‘hackeos’ ilícitos y que fueron difundidas en los principales portales y noticieros del país, negó tener vínculos con el Ejército o con la inteligencia.

Ramírez Angarita, un cucuteño de 42 años, dijo este viernes en una llamada que hizo a 'La W' que es falso que “sea un analista internacional del Ejército” y que fue víctima de una “acusación irresponsable”.

El hombre agregó que se dedica al análisis de redes de computadoras y que, en los primeros meses de enero, fue invitado por la empresa Buggly –nombre bajo el que funcionaba la fachada– para un evento al que asistió como miembro de una junta de deportistas que simulan combates.

“Por eso tenía ese camuflado, que es ruso (...) Por esta situación he sido estigmatizado en mi barrio y me han negado ya dos contratos porque me dicen que soy miembro del Ejército”, agregó el hombre, que ya rindió una primera entrevista en la Fiscalía para aclarar el tema.

REDACCIÓN JUSTICIA