Archivo

Hace 50 años

Luego de renunciar a sus derechos reales, la princesa Irene de Holanda y su prometido, el príncipe Hugo Carlos de Borbón Parma, llegaron a La Haya procedentes de España. La reina Juliana de los Países Bajos y el príncipe Bernardo de Lippe-Biesterfeld, padres de Irene, anunciaron el apoyo a la pareja.

notitle
07 de febrero 2014 , 04:22 p.m.