Archivo

Hace 100 años

Algunos creerán que el exsultán de Turquía Abdul Hamid II pasa su tiempo en su residencia evocando los recuerdos de sus esplendores del pasado o tal vez fraguando algún feroz ataque. Pero no es así. A sus 72 años de edad, Abdul Hamid II pasa su vida tranquila y plácidamente. Su única preocupación es comer, pasear y dormir. Así sigue la vida del tirano, quien no se interesa más por la política.

notitle
07 de febrero 2014 , 04:22 p.m.