Archivo

'Condicionamientos de EE. UU. no aplicarían porque no habrá amnistías'

El embajador Villegas se refirió a requisitos que impuso el Congreso para las ayudas a Colombia.

notitle
07 de febrero 2014 , 01:58 p.m.

Los condicionamientos que impuso el Congreso de EE. UU. a la ayuda para Colombia no aplicarían pues el gobierno ha dejado claro que del proceso de paz con las Farc no saldrán ni amnistías ni impunidad.

Eso le dijo a EL TIEMPO el embajador ante la Casa Blanca, Luis Carlos Villegas, en referencia a una cláusula que fue incluida en el paquete de ayuda que anualmente Washington le entrega al país. (Lea también: EE. UU. condiciona ayuda a Colombia a que 'no haya amnistías')

¨Esa condición coincide con la posición de nuestro gobierno y por lo tanto no es una restricción que tenga posibilidad de cumplirse¨, dijo Villegas.

De acuerdo con Villegas, el Gobierno es consciente de que muchos actores, no solo EE. UU., observan con interés los avances del proceso con las Farc y están muy interesado en que se haga realidad, pero bajo el entendido de que no habrá impunidad.

La cláusula, que está incluida en el presupuesto para Colombia año 2014, sostiene que el departamento de Estado tendrá que “certificar que el gobierno está investigando a aquellos responsables de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra y que no está ofreciendo amnistía a esas personas”.

Eso antes de poder desembolsar un porcentaje de la partida que se le asignó a las Fuerzas Armadas del país, que este año sumará unos 28 millones de dólares.

Es la primera vez, desde que se inició el Plan Colombia en el año 2.000, que los legisladores incluyen esta condición.

Aunque no se trata de mucho dinero, si representa un mensaje político muy claro de un sector del Congreso estadounidense.

Si bien el gobierno ha insistido en que las negociaciones de paz con las Farc no conducirán a la impunidad de crímenes atroces, diversas voces, entre ellas la del ex presidente Álvaro Uribe y la organización Human Rights Watch, piensan los contrario.

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
EN WASHINGTON