Archivo

Mujer enfrenta 14 años de cárcel por castigar a hijo por no tomar sopa

Fiscalía le imputó el delito de violencia intrafamiliar agravada. No aceptó cargos.

07 de febrero 2014 , 12:04 a.m.

La denuncia fue interpuesta ante la unidad de violencia intrafamiliar de la Fiscalía por el esposo de la investigada, luego de que su hijo de 10 años de edad, le contara el castigo y el maltrato del que había sido víctima por parte de su propia madre.

De acuerdo con la investigación, la mujer le propinó dos fuertes chancletazos al niño por desobedecer sus órdenes y no tomarse la sopa.

"Este castigo se presenta luego de que una madre por corregir a su menor hijo, de 10 años de edad, incurre en ocasionarle daños en su integridad física", explicó Jairo Cardona, fiscal de la Unidad de Violencia Intrafamiliar de la Fiscalía.

Producto de las lesiones ocasionadas, el menor de 10 años de edad tuvo una incapacidad médica de diez días, luego del dictamen emitido por Medicina Legal.

"Muchas veces los padres, como en este caso, utilizan chancletas, pero también cinturones, zapatos, cucharones, elementos que estén a la mano de la persona agresora, con los cuales se ocasionan graves castigos", agregó el Fiscal.

Por estos hechos, que se registraron el 16 de octubre de 2012, en la localidad de Ciudad Bolívar, la mujer enfrenta un juicio por el delito de violencia intrafamiliar, que es agravada porque la conducta fue cometida en contra de un menor de 14 años de edad.

Con la entrada en vigencia de la ley 1542, el delito de Violencia Intrafamiliar dejó de ser un delito querellable y pasó a ser investigado de oficio. Por eso, las personas que incurran en este tipo de conductas se enfrentan a penas mínimas de seis años de cárcel, pero que puede incrementarse hasta los 14 años, cuando el ataque es cometido en contra de un menor de edad.

Cerca de 20 mil casos se han conocido desde que entró en vigencia la ley 1542, en el año 2012.

ELTIEMPO.COM se abstiene de presentar los nombres de las partes involucradas en esta investigación, para proteger los derechos del menor agredido.

MANUEL RINCÓN PRADA
REDACTOR JUDICIAL CITYNOTICIAS