Archivo

Gustavo Petro propone que motos tampoco circulen en el Día sin carro

El mandatario sugirió que hagan parte de estas jornadas.

notitle
06 de febrero 2014 , 10:17 p.m.

La edición número 15 del día sin carro en Bogotá, si bien registró hechos que ya se preveían, también sirvió para volver a reflexionar sobre la necesidad de impulsar decididamente sistemas alternativos de movilidad. Y las motos no se salvaron. (Vea los videos de la jornada: La contaminación de vehículos, Día sin carro, en cámara rápida, cómo fue la jornada)

El alcalde Gustavo Petro, en uno de los balances de la jornada, sugirió que la próxima convocatoria para dejar el carro en casa, debería incluir este tipo de vehículos. Según el mandatario, en la ciudad hay cerca de 350.000 motos que “complican más la situación porque ocupan el mismo espacio de un carro particular y no disminuyen la congestión”. (Lea también: 'Día sin carro: que no nos echen cuento con la calidad del aire')

En el foro sobre cultura ciudadana y movilidad vial, organizado por ‘Bogotá, cómo vamos’, el experto Ricardo Montezuma también se mostró partidario de la medida como una forma de empezar a controlar el fenómeno.

Como era de esperarse, los obsesionados con el vehículo generaron algunos atascos en diferentes puntos de la ciudad antes de las 6:30 a. m., cuando arrancó la jornada. Más tarde, ciclorrutas y ciclovías habilitadas en varias avenidas fueron ocupadas por los ciclistas. Según Movilidad, 114.000 personas se desplazaron en ellas.

Los patios y plazoletas de las universidades, lo mismo que algunos parqueaderos privados y las estaciones de TransMilenio, se vieron inundados de ciclas utilizadas principalmente por estudiantes.

La carrera 7.ª, por donde se habilitó un carril para el paso de peatones, patinadores y ciclistas, reunió a varias caravanas estudiantiles, que se organizaron para acompañar a los alumnos de universidades como la Jorge Tadeo Lozano y los Andes. En otros planteles, como la Universidad Javeriana, a los estudiantes les prestaron bicicletas gracias a la alianza con Mejor en Bici, para que durante esta semana pudieran desplazarse por la ciudad sin ningún costo.

“Yo solicité la cicla el lunes, y desde ese día me he transportado de mi casa a la universidad en 15 minutos, porque no vivo muy lejos; pero en bus, por el trancón que se arma en la 7.ª, me demoro hasta media hora”, señaló Diana Ramírez, estudiante de la Javeriana.

Los reyes de la jornada, además de las motos, volvieron a ser los buses y los taxis. Pero esta vez fue evidente que hubo más vehículos blancos y más carros blindados inundando las calles.

Las redes sociales sirvieron para registrar minuto a minuto las 13 horas de no carro en la ciudad. Se compartieron fotografías y videos de diferentes lugares de la ciudad, como los portales de TransMilenio, que en las horas pico presentaron congestión por la gran afluencia de pasajeros. También ayudaron para denunciar las busetas, colectivos y camiones que contaminaban el ambiente. (Vea las imágenes de la jornada)

Para algunos ciudadanos, restringir el paso de vehículos particulares un día al año no es suficiente. “Debería ser dos o tres veces al año, porque lo incentiva a uno a hacer deporte”, dijo Luis Miranda, quien se desplazó desde el barrio Trinidad Galán hasta el centro de la capital en bicicleta y tuvo tiempo para subir a Monserrate y bajar. Su opinión fue compartida por Wilmer Santos, otro ciclista que aseguró que “la jornada debería ser más frecuente, porque esto es un respiro que se le da al medioambiente; además, las calles se ven desocupadas y uno puede transitar rápido”.

Al final, el balance resultó positivo para las autoridades, dependiendo del prisma con que se mire. Por un lado, la Secretaría de Ambiente aseguró que el monóxido de carbono se redujo, mientras que el Secretario de Movilidad destacó el incremento en el uso del Sistema Integrado de Transporte (SITP).

La Policía de Tránsito impuso 322 multas por movilizarse en vías locales y 25 por hacerlo en vías principales. Entre tanto, se hicieron 587 revisiones por gases, de las cuales 103 vehículos no pasaron la prueba.

322 multados y 25 carros inmovilizados

En lo corrido de esta jornada, los taxis incrementaron su velocidad en un 5,4 por ciento y los buses en 8,9 por ciento.

Debido a que 347 conductores sacaron ayer sus vehículos particulares, 322 fueron multados —con 308.000 pesos— por movilizarse en vías locales, y a 25 se les inmovilizó el vehículo por estar en avenidas principales.

Además, la Secretaría de Ambiente le hizo revisión de gases a 587 carros, de los cuales 103 no pasaron la prueba, 70 fueron sancionados y 7 fueron inmovilizados.

Por otra parte, la vía que más logró reducir sus decibeles fue la avenida Primero de Mayo entre la carrera 50 y la calle 27.

Aumentó el uso de transporte público

En el inicio del Día sin carro se registraron: un incremento de 60.000 viajes en TransMilenio, un aumento del 997 por ciento en usuarios que utilizaron el Sistema Integrado de Transporte en comparación con el 2013 y un crecimiento del 12 por ciento en el uso de cicloparqueaderos.

Las bicicletas fueron usadas seis veces más que en un día normal, lo que hizo que ayer fueran más las personas pedaleando entre las 6:30 a. m. y las 7 p. m. “El día se convirtió en una jornada pedagógica de choque, la necesidad hizo que la gente utilizara el SITP. Esperemos que ya conociendo las rutas empiecen a usarlo”, afirmó Rafael Rodríguez, secretario de Movilidad.

La contaminación se incrementó

El primer informe ambiental de la mañana se vio afectado por el incremento de la circulación de vehículos particulares entre 5 a. m. y 6:30 a. m. Esto hizo que la contaminación en este periodo de hora y media fuera más alta que la de un día normal.

Durante el resto de la jornada las concentraciones de monóxido de carbono bajaron, mientras que el año pasado hubo un aumento. Sin embargo, el dióxido de nitrógeno subió frente a las cifras del Día sin carro del año pasado, elevación que, según la Secretaría de Ambiente, no es significativa. La localidad con mayores índices de polución fue Kennedy.

Crisis sin resolver

Expertos analizaron la seguridad vial

Diferentes expertos analizaron ayer la crisis de la cultura ciudadana y los problemas de seguridad vial que afronta la ciudad, en un foro organizado por ‘Bogotá, cómo vamos’, a propósito del Día sin carro, y que se realizó en la Universidad Javeriana.

Ricardo Montezuma, de Ciudad Humana, criticó que el enfoque de la Secretaría de Movilidad sea el “tránsito y el transporte” por encima de la movilidad. “Se prioriza la velocidad por encima de la seguridad”, afirmó Montezuma. También cuestionó que el presupuesto destinado a la seguridad vial ascienda tan solo a 4.500 millones de pesos.

Además, reveló que los peatones y los ciclistas llevan la peor parte en la cantidad de muertes por accidentes de tránsito.

En el encuentro, en el que participó el exalcalde Jaime Castro, no estuvo presente ningún funcionario de la Administración.

Por su parte, Germán Sarmiento expuso el trabajo que lidera para promover las cebras. “Se reclaman mejores condiciones de infraestructura y cambios fundamentales para respetar la vida de los peatones”, señaló.

Al final, se realizó un debate con la presencia de Sarmiento, el analista Aurelio Suárez, la directora de ‘Bogotá, cómo vamos’, Mónica Villegas; y la funcionaria Jazmín Gaitán, del Ministerio de Transporte.

REDACCIÓN BOGOTÁ