Archivo

Sochi, juegos entre las dudas sociales y el éxito deportivo

Siga la programación de los XXII Juegos Olímpicos de Invierno, a partir de este viernes por Citytv.

notitle
06 de febrero 2014 , 08:46 p.m.

El país de las maravillas de invierno que las autoridades rusas habían prometido al mundo del deporte cobrará vida desde hoy, cuando se inauguren los primeros actos de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi.

El pesimismo que ha rodeado los días previos a los Juegos se olvidó momentáneamente cuando, en un día de invierno perfecto, los deportistas retomaron el protagonismo que habían tenido los políticos.

En las montañas del Cáucaso sobre Sochi, los mejores deportistas de snowboard despegaron, mostrando sus fascinantes y temerarios trucos con un brillante cielo azul y un sol dorado como telón de fondo, la primera vez en 30 años que se han disputado pruebas olímpicas antes de que tuviera lugar la ceremonia de inauguración.

Cerca, los esquiadores tomaron la pista en Rosa Khutor, para descender por la montaña nevada sin preocuparse de nada. Abajo, en las instalaciones del mar Negro donde tienen lugar las competiciones de hielo, los deportistas se estaban preparando para las primeras actuaciones de patinaje, mientras crece el entusiasmo en Sochi.

Si la historia reciente puede servir de guía, el pesimismo que ha envuelto a los Juegos durante los días previos pronto desaparecerá y los Olímpicos de Sochi pueden llegar a ser recordados como un éxito asombroso. La preparación de casi todas las recientes Olimpiadas ha estado marcada por la controversia y el escándalo, pero el poder del deporte ha ganado invariablemente.

Hace cuatro años, en la víspera de Vancouver (Canadá), los Juegos fueron descritos como los peores de la historia. Las banderas canadiense y olímpica ondearon a media asta después de la muerte del piloto de luge georgiano Nodar Kumaritashvili, quien falleció después de chocar con un pilar de acero durante un entrenamiento. No podía haber peor comienzo para Vancouver, pero dos semanas más tarde los Juegos acabaron en una ola de euforia y fueron considerados unos de los mejores de la historia.

De manera parecida, en los Olímpicos de Londres en 2012, los años de negatividad y dudas se convirtieron mágicamente en una nueva era de gloria y esperanza en la capital inglesa. Este es un patrón que ha seguido repitiéndose durante décadas por todo el mundo, desde la Atenas ahogada en deudas hasta una Pekín totalmente contaminada.

Esta vez, los preparativos de Sochi han estado ensombrecidos por preocupaciones sobre seguridad y por las protestas contra las leyes rusas sobre la propaganda gay, las acusaciones de corrupción y los excesivos sobrecostos.

En lo deportivo

En el aspecto deportivo, el biatleta noruego Ole Einar Bjoerndalen aspira a convertirse en el atleta con más medallas en una cita olímpica de invierno. Bjoerndalen, con 40 años y 11 medallas desde 1994, desconocido para el gran público fuera de los países escandinavos, solo necesita un podio para alcanzar a su compatriota Bjorn Daehlie (12 medallas entre 1992 y 1998), y situarse en el panteón de las disciplinas invernales. Para aumentar el interés en la cita de invierno, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha introducido 12 pruebas, repartidas en siete disciplinas.

Entre ellas, el salto de esquí femenino, la prueba por equipos de patinaje artístico, el slopestyle y la prueba de esquí acrobático en el halfpipe. La gran figura del esquí alpino puede ser el estadounidense Bode Miller, de 36 años y con un palmarés en el que lucen 5 medallas olímpicas, tres de ellas logradas en Vancouver 2010.

En las disciplinas técnicas (eslalon, gigante) la lucha se anuncia más intensa, con el austriaco Marcel Hirscher y el estadounidense Ted Ligety como favoritos. En categoría femenina, la gran ausente será la estadounidense Lindsey Vonn, lesionada en la rodilla, por lo que la alemana Maria Riesch-Hofl, de 29 años, luchará como miembro de la vieja guardia contra la nueva ola, en la que destaca la también estadounidense Mikaela Shiffrin, de apenas 18 años.

En el patinaje artístico parece destinado a brillar el canadiense Patrick Chan, ya triple campeón mundial con 23 años. Rusia ganó solo tres medallas de oro en los Juegos de Vancouver 2010, resultado que fue recibido como una debacle nacional por la mayoría de los rusos, pero los expertos creen que esta vez obtendrán una cosecha ostensiblemente mejor. Putin y Rusia han conseguido mantener en secreto el nombre de la personalidad que encenderá hoy el pebetero. En un severo clima de seguridad, parecen difíciles las filtraciones.

Las cifras de las justas

1: es la primera vez que Rusia organiza los Juegos Olímpicos de Invierno. En 1980, la Unión Soviética había hecho los de Verano.

98: es el número de medallas de oro que se entregarán en las diferentes disciplinas olímpicas (igual cantidad de platas y bronces).

36: los gastos para los preparativos de los Juegos y arreglo y construcción de infraestructuras en Sochi fueron de 50.000 millones de euros.

340: el precio de una habitación de hotel de cinco estrellas, categoría más elevada, no deberá exceder los 340 euros.

3: los Juegos Olímpicos de Sochi atraerán la atención de 3.000 millones de telespectadores en el mundo.

Citytv: Así será la programación

Este viernes, inauguración, de 12 m. a 3 p. m.

Lunes a domingo, de 12:30 a 4 a. m., resumen (lunes a viernes), de 11 a. m. a 12 m., y de 11:15 p. m. a 12:15 a. m., resumen (sábado y domingo), de 12:30 a 1:30 p. m.

Evento del día (lunes a viernes), de 10:15 a 11:15 p. m. (sábado y domingo), de 9 a 10 p. m.

RESUMEN DE AGENCIAS