Archivo

Hace 25 años

Busca acabar con los abusos de los conductores de busetas, buses y taxis. Es decir, que hagan los recorridos completos, que lleven a los pasajeros a donde pagaron para ser llevados y que paren a recogerlos y dejarlos donde se debe. Es el nuevo cuerpo de agentes de transporte público y control que empezó a funcionar en Bogotá y que será insobornable y muy estricto.

notitle
06 de febrero 2014 , 03:57 p.m.