Archivo

Defensa de 'kiko' Gómez pide absolución de cargos a la Procuraduría

Abogado del exgobernador solicitó retirarle dos de los cinco cargos que le imputaron.

notitle
06 de febrero 2014 , 01:14 p.m.

Iván González, abogado del exgobernador de La Guajira Francisco Gómez, pidió a la Procuraduría absolver a su cliente de dos cargos de los cinco que le imputaron.

El primero, por las irregularidades al permitir la adjudicación de la licitación pública para la construcción del plan vial de La Guajira, por un valor de 49.000 millones de pesos, con la Unión Temporal Vías de Colombia. (Lea también: Fiscalía imputará cargos a 'Kiko' Gómez en una semana)

En el segundo cargo, la Procuraduría dice que el mandatario permitió que se adelantara la licitación pública y faltó al principio de planeación. "Debió ser rigurosa la planeación de esta contratación por parte del Gobernador".

Según González, en el primer cargo, "calificar la propuesta como hábil no dependió del Gobernador sino del Comité Evaluador".

La defensa del mandatario local aseguró que la evaluación de la adjudicación se cumplió en los parámetros que permitían la calificación de la propuesta. "La obligación de los miembros del Comité era confrontar los requisitos del pliego, la propuesta y emitir concepto y sobre este. No podía tener injerencia el Gobernador".

González recordó que la misma Procuraduría ha dicho que el Comité de Evaluación cumple una función vital de la cual se deriva la transparencia y selección del contratista.

"El Comité Evaluador, no da un concepto vinculante pero sí condiciona. Sus recomendaciones no pueden ser obviadas. Lo que significa que tiene un peso y Gómez no podía apartarse de las recomendaciones", agregó en la audiencia.

Aseguró que ninguno de los miembros del Comité advirtió que de alguna manera se estuvieran infringiendo los principios de contratación estatal y en consecuencia menos podía haberlo advertido el mandatario.

"La responsabilidad viene su condición de jefe (Gómez). Esa tesis que ha venido reiterándose no es ajustada a derecho. Es contraria la constitución. Asignar responsabilidad sin ninguna otra condición rompe el principio de responsabilidad individual. La responsabilidad jurídica únicamente corresponde a quien ha cometido la conducta", dijo el defensor.

"No hay acto imputable al Gobernador. Él no hizo nada respecto ese concepto…Él no advirtió nada porque nadie se lo advirtió a él", señaló.

Según González, cuando llega el expediente a la oficina del Gobernador, este lo único que podía hacer era confiar. "No pueden imputarle omisión impropia, quien tenía la posición de garante era el jefe de la oficina de contratación que debía informar si encontraba alguna irregularidad. Demuestra que el gobernador no tenía por qué analizar en detalle sino que existían condiciones que le permitieran desconfiar de los procedimientos que se habían llevado con apego a las disposiciones legales".

El abogado concluyó, en el primer cargo, que: "La responsabilidad para jefe de una entidad territorial solo deviene por dos causas. La primera haber infringido la ley. Y la segunda, no haber ejercido la vigilancia y control sobre el desfalco. El gobernador no puede ser declarado responsable del primer cargo".

Acerca del segundo cargo, que es por la supuesta falta de planeación, González dijo, "al principio me puse en alarma. Lo que hicieron no era lo planeado, dijeron, pero creo que la Procuraduría se apresuró en la elaboración de un pliego de cargos, por falta de comprensión de las condiciones técnicas de este tipo de obra".

"No hay fundamento para formular este cargo. Quien ejecuta la obra, bajo juramento, dijo que no encontró irregularidad en pliego de condiciones. Dado que es etapa ordinaria no implica que haya demoras o costos adicionales. Vamos a sitios de obra comenzamos y se replanteó, se toma tiempo porque no coincide con los estudios. Si lo hacían como lo habían pensado habría sido un fracaso", agregó.

"Todas comienzan pero en el camino la interventoría va haciendo ajustes. Nunca por más planeación que haya, las cosas van a coincidir. Alberto Sarmiento, un contratista sostuvo algo similar bajo juramento, toda ejecución de contrato de obras civiles inicia con el replanteo, es decir, la coincidencia de lo acordado y lo que se encuentra. No implica que por hacer ajustes fue que no planeo", puntualizó el abogado.

REDACCIÓN JUSTICIA